Estadisticas

Pulso Sindical 2 de marzo

«..Abre los ojos, sal de la oscuridad ¿que sentido tiene la vida cuando muere la dignidad?..» 

Los muertos de cristo

1.- El paro de actividades generalmente es la respuesta de los trabajadores en un proceso de negociación colectiva, a lo que eufemísticamente se le llama huelga legal. Sostenemos que los trabajadores tienen la obligación de educarse en sus derechos y es esa educación la que les llevará a presentar sus demandas a los patrones y si estas no son respondidas, tendrán que hacer uso de la huelga o el paro. Es el nivel de organización lo que permitirá en algún momento llegar al paro, sin tener que esperar se cumplan los plazos de los que habla la ley. Los trabajadores organizados, hombres y mujeres abusados en sus derechos, serán capaces de utilizar las herramientas que estimen convenientes para que se les responda a sus demandas. En los inicios de nuestras luchas, la acción directa fue la herramienta de los trabajadores para demandar respuestas del capital.


2.- La huelga general es la acción que en un país determinado, o en todos ellos al mismo tiempo, realizan todos los trabajadores con el objetivo de demandar del Estado y de los patrones respuestas a sus demandas. 

Aquí no hay proceso de negociación colectiva y sólo es factible su realización cuando todos los trabajadores – mujeres y hombres – cuentan con un alto nivel de organización y están dispuestos a ir a la huelga y sostenerla, hasta que sus demandas sean respondidas por los detentadores del poder. 

Estas huelgas generales son aún más efectivas si cuentan al mismo tiempo con el apoyo de las organizaciones y los partidos populares. Mientras todo estos elementos no se conjuguen al mismo tiempo, será muy temprano para hablar de la huelga general.

Lamentablemente se ha hecho una cuestión común convocar a la huelga general, desconociendo el nivel de organización de la clase trabajadora y, lo que es más grave, se utiliza dicha convocatoria para acompañar demandas y aspiraciones que muchas veces ni siquiera son conocidas por todos los afectados. 

Para colmo de males, se demoniza a una u otra estructura existente, a sabiendas de que las mismas no cuentan ni con las bases ni las condiciones para convocar a una manifestación cualquiera, que pueda inquietar al sistema. Resulta paradójico demandar que tomen la batuta aquellos que claramente le dieron la espalda a la clase.

Dicho de forma clara y aunque moleste. O nos ponemos en el empeño de educar a los trabajadores – hombres y mujeres – en sus derechos, promoviendo en todo lugar la construcción de sindicatos o el paro y la huelga general seguirán siendo sueños inalcanzables.    

Nuestra fuerza la Unidad Nuestra meta la Victoria

MANUEL AHUMADA LILLO
Secretario CGT CHILE 

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios