Análisis de coyunturaNoticias

Analisís de Coyuntura N°1

1. Coyuntura politica

El gobierno está enfrentando semanas muy difíciles. Desde mediados de abril ha perdido la manija de la agenda y, por autogoles, cada intento por recuperarla termina rápidamente sin efecto. En el periodo analizado le ha tocado esto de forma particularmente intensa.

Este pequeño ciclo de descontrol de la agenda partió con dos hechos: la participación de los hijos de Piñera en la gira a China y Corea del Sur, de un lado, y, del otro, la crisis de la Fiscalía Regional de O’Higgins, en la que ha quedado completamente involucrado Andrés Chadwick, el ministro más importante del gabinete y uno de los conductores del gobierno. Aunque este último asunto se ha desagendado poco a poco, el viaje a Asia tuvo una larga y compleja secuela. El día domingo 19 de mayo, más de tres semanas después de iniciada la polémica, uno de los hijos de Piñea publicó una carta en El Mercurio en la que se disculpaba por particpar en el viaje. Es decir, la propia familia presidencial está evitando que uno de los asuntos más dañinos para la imagen del Ejecutivo en el último tiempo se desagende.

Las secuelas negativas para la imagen del gobierno se han potenciado con tres eventos, algunos de los cuales (como la polémica por el IPC), sin embargo, claramente han sido instalados en la discusión pública para tratar de tapar y desagendar las temáticas más dañinas para el gobierno. Sin ningún orden en particular, estos fueron los tres eventos:

1. Fracaso de la nominación de Dobra Lusic a la Corte Suprema. Como parte de la política de cuoteo de los espacios institucionales del Estado entre la actual Alianza por Chile y la ex Concertación/Nueva Mayoría, le correspondía al gobierno “proponer” al/a próximo/a/e integrante de la Corte Suprema. Y eligió a Dobra Lusic, una ministra de la Corte de Apelaciones de Santiago que, según se descubrió en el proceso de negociación para su designación, tenía yayas de todo tipo. Aunque el gobierno insistió tozudamente en su nombre, finalmente ella decidió bajarse de la postulación, que, de todas formas y a pesar de los pactos de cuoteo, se veía
con resultado incierto. La terquedad del gobierno hizo que esto apareciera como una derrota suya.

2. Las denuncias del INE de manipulación de lascifras del IPC. A inicios de la semana pasada, el director del INE, Guillermo Patillo, anunció en conferencia de prensa que habían descubierto que las cifras del IPC de agosto de 2018 fueron “manipuladas” por un funcionario de la institución.
Algunos días después, el mismo Patillo anunció que eran al menos tres los meses afectados.

Más allá de los efectos prácticos de un IPC manipulado (afecta a todo, desde el valor de bienes y servicios en UFs, hasta costos de créditos, pasando por tasas de interés), una denuncia de este calibre es extremadamente compleja para el régimen de acumulación, que funciona y opera, entre otras cosas, en base a la información. Si la información disponible no es confiable, se
incrementan los márgenes de incertidumbre y se precariza el proceso de toma de decisiones económicas. Que el gobierno optara por hacer público algo que dispara a la línea de flotación del régimen de acumulación sólo se puede explicar por su desesperación por desagendar los asuntos más dañinos para Piñera y el Ejecutivo en general.

3. El rechazo de dos proyectos de ley en las respectivas comisiones de la Cámara. Donde más se pudo apreciar el efecto de la pérdida de manija
de la agenda fue en el rechazo de los proyectos de Reforma Previsional y de “Selección justa” (sic) que se tramitaban en las respectivas comisiones de la
Cámara. El efecto político y legislativo del rechazo es nulo; la tramitación sigue sin ninguna alteración y las correlaciones de fuerzas en las comisiones no afectan en lo absoluto a las de la Sala Plena, donde se puede aprobar un proyecto rechazado un par de días antes por una comisión, como efectivamente ocurrió con la reforma previsional. Sin embargo, un
hecho política y legislativamente irrelevante como éste acaparó toda la discusión pública de la última semana, lo que permitió instalar la sensación
térmica de un gobierno incapaz de avanzar en su programa.

Pero más allá de sensaciones térmicas, el hecho duro es que la incapacidad de control de la agenda por parte del gobierno fue tan extrema en estos
días que la discusión pública se focalizó en hechos políticamente irrelevantes como la votación en comisiones, votaciones, además, en las que los proyectos del Ejecutivo eran minoritarios.

Sólo al finalizar la semana pasada, gracias a la aprobación de la idea de legislar la reforma previsional, el Ejecutivo pudo nuevamente incidir y
hasta conducir la agenda. Poco a poco, además, las reacciones negativas hacia el viaje a China de sus hijos se fueron reconduciendo hacia el apoyo de la DC a la propuesta de reforma del gobierno. Con esto trasladó la problemática política desde el Ejecutivo hacia la oposición con representación parlamentaria.

Finalmente, Piñera anunció al finalizar la semana la construcción de redes de tren a Melipilla y Paine, con lo que volvió a instalar las acciones del
gobierno en la agenda.

El daño, sin embargo, ya estaba hecho. En laEncuesta Cadem publicada el 20 de mayo, tanto Piñera (34%) como el gobierno (29%) registran los
niveles más bajos de aprobación desde el 11 de marzo de 2018.

No obstante, no todo fue pérdida para el oficialismo. En este proceso de avanzar en su programa con votos DC y del Partido Radical, está
terminando de desintegrar a la oposición con representación parlamentaria, que no sólo aparece desorientada y reactiva frente a las votaciones de sus ex socios de coalición. Además, se muestra
arrinconada y con una grave debilidad para, precisamente, articular “oposición” a la agenda del gobierno. La línea “colaboracionista” de la DC está complemente asumida; la disidencia interna hacia esta línea está siendo sancionada, como ocurrió con Raúl Soto y su marginación de la presidencia de la Comisión de Trabajo por no haberse alineado.

El control de la DC de la presidencia de la Cámara y de varias comisiones augura una pista muy despejada al gobierno para gran parte de las
iniciativas legislativas que todavía tiene que presentar, fundamentalmente las que pretendan blindar al régimen de acumulación.

2. Perspectiva ecónomica

Estas semanas estuvieron marcadas en el ámbito económico principalmente por dos acontecimientos: el Imacec de marzo, por un lado,
y las noticias sobre la manipulación del cálculo del IPC en el INE, por otro. Asimismo, la inminente elección de la nueva directiva de la SOFOFA (29 de
mayo) es un evento que importa en términos económicos y políticos, porque determina en alguna medida la agenda gremio empresarial con
influencia en el sector secundario para este año y el siguiente.

En cuanto al IMACEC (indicador mensual de actividad económica), que mide el crecimiento de la economía en un mes dado, tomando como base
el mismo mes del año anterior, éste registró un crecimiento de sólo un 1,9%, en marzo, promediando un 1,8% de crecimiento en el primer
trimestre de 2019, lo que está lejos del 3,5% de crecimiento anual prometido por el gobierno, demostrando su ineficacia aún en los términos de
ese discurso patronal que privilegia el crecimiento económico por sobre los derechos de la clase trabajadora. Los principales responsables de este
bajo crecimiento son el IMACEC minero, que disminuño un 2,1%, mientras que el IMACEC no minero aumentó en un 2,3%, principalmente gracias al sector de servicios.

Lo anterior generó reacciones sobre todo en la burguesía nacional, que aprovechó la presión que este indicador genera en “los tiempos mejores” del gobierno de Piñera, para reclamar por lo entrampadas que están la reforma tributaria y de pensiones en el parlamento. Para los empresarios,
el crecimiento débil se debe entonces a incertidumbre en las reformas, y no a problemas estructurales de la economía chilena abierta y de mercado, que en esta coyuntura está haciendo eco de la guerra económica entre China y EEUU. De hecho, la semana anterior también fueron publicados los indicadores de la actividad industrial China, la que mostró un crecimiento del 5,4% interanual para el mes de abril, muy por debajo del
8,5% del año pasado, lo que da cuenta de cómo se ha resentido esta economía a la tensión internacional.

En segundo lugar,la semana pasada se descubrió un fraude en el cálculo del índice de precios al consumidor entre agosto y octubre de 2018, noticia
gravísima, dado que este indicador mide la inflación en Chile, lo que determina, por ejemplo, el valor de la UF (principal método de cálculo del
valor real de la moneda chilena), y en esa medida afecta cuestiones como el mercado crediticio y el costo de las deudas, así como el costo de los
arriendos que nuestra clase paga por su hogar. Las razones que se han dado no son claras aún, pero apuntan principalmente a un afán por los
funcionarios del INE de hacer coincidir este indicador con las proyecciones de las consultoras financieras, o lo que es lo mismo, apuntan a un
estado completamente sometido a la presión que generan las expectativas de los operadores burgueses.

Finalmente, en lo que se refiere a las elecciones de la SOFOFA, se asoma como indiscutible una nueva dirección de Bernardo Matte, una de las cabezas de la familia dueña del grupo CMPC, de la empresa
energética Colbún, del grupo financiero BICE, y controladora de Entel. Lo que falta por verse es quiénes integrarán el consejo de la SOFOFA: de un
total de 39 candidatos, sólo serán electos 30 consejeros. Lo esperable es que el rol de Matte, más bien lejano al gobierno y crítico de su gestión,
se mantenga, sobre todo de cara a la tramitación de reformas que son claves para este gremio, como la modificación del sistema de evaluación
ambiental.

3. Agenda legislativa

La quincena recién terminada estuvo agitada en materia legislativa. Y, como se adelantaba en la sección de coyuntura política, además se conviritió en foco inusual de atención mediática: las votaciones en dos comisiones, con nula relevancia para el proceso legislativo, fueron especialmente seguidas por los medios de comunicación debido a
que rechazaron propuestas bastante simbólicas para el gobierno. La primera fue la votación por la reforma previsional, rechazada por 7 votos a 6 en la comisión de Trabajo y Seguridad Social. La segunda fue el rechazo, también por 7 a 6, del proyecto “Selección justa” en la comisión de Educación.

Como se adelantaba, esta atención mediática inusual se explica por la incapacidad del Ejecutivo de controlar la agenda. Otros actores,
especialmente los medios, impusieron los temas de conversación y discusión. Y en esa imposición por parte de los medios, terminó instalada la discusión por algo política y legislativamente irrelevante, como la votación en comisiones.

Finalmente, la irrevalancia de la votación en comisiones quedó de manifiesto cuando el gobierno logró aprobar en primer trámite
constitucional la reforma al sistema previsional con votos de la DC y el Partido Radical. Y como no se ve una correlación de fuerzas desfavorable al
gobierno en el Senado para esta propuesta en particular, el resultado en el segundo trámite consitucional no debiera ser distinto.

Probablemente lo más relevante en materia legislativa durante la última quincena y que, sin embargo, pasó completamente desapercibido para
todos lo actores no parlamentarios, fue la decisión del 15 de mayo de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado de realizar lo que en el
lenguaje parlamentario se denomina “Trámite Rápido” o “Trámite Corto” en el proyecto de ratificación del TPP-11. ¿Qué significa esto? Básicamente que el proyecto no se discutirá en la comisión, sino que en Sala Plena, cuando se vote.

Por lo tanto, quienes se oponen al proyecto no podrán presentar sus argumentos ante el Senado.

En términos prácticos, la discusión del proyecto en la Comisión habría sido un saludo a la bandera, pues, por su composición (José Miguel Insulsa,
Ricardo Lagos, Alejandro Guillier, Iván Moreira y Manuel José Ossandón), no había posibilidad alguna de que la comisión rechazará la ratificación.
Sin embargo, el proceso de discusión en comisiones es una oportunidad para que las distintas voces instalen, en paralelo, sus puntos de
vistas a través de los medios. En pocas palabras, al eliminarse la discusión en comisión se elimina también la oportunidad de crear el debate en la
agenda pública, lo que, por supuesto, es favorable a la posición mayoritaria en la respectiva Cámara.

Con esta decisión, finalmente, el TPP 11 no sólo se aprobará con una velocidad inusitada, sino además con un silencio y un sigilo aún mayor que el que hasta ahora impera.

4. Análisis internacional

Guerra comercial entre EE.UU – China, reaparecen los chalecos amarillos en Francia, Venezuela resiste nuevos embates y las elecciones en países de la
región mantienen expectante al reformismo.

En el plano mundial la guerra comercial marca la agenda.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China se ha intensificado en los últimos días, con ambos países anunciando nuevos aranceles a los bienes
del otro. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho en repetidas ocasiones que China pagará por las nuevas tarifas, pero su asesor
económico, Larry Kudlow, admitió recientemente que son las empresas estadounidenses las que en realidad pagan los aranceles sobre los productos traídos de China.

Las tensiones se agravaron cuando el fin de semana pasado Washington anunció el incremento de 10 a un 25 por ciento de los aranceles en ciertos
productos chinos. En ese marco, el presidente Trump escribió en Twitter que «los Estados Unidos han estado perdiendo, durante muchos años, de
600 a 800 mil millones de dólares anuales en comercio. Con China perdemos 500.000 millones de dólares. Lo siento, ya no vamos a tolerar eso».

Esta nueva discrepancia entre EEUU y China, demuestra la compleja situación que vive el capitalismo actualmente, sin embargo, lamentablemente no significa que este sistema de explotación y dominación vaya a caer por si solo o que estas pugnas signifiquen el enfrentamiento
entre dos modelos económicos de sociedad distintos.

Reaparecen los chalecos amarillos En Francia, a pesar de la baja considerable en el número de protestantes, las marchas de cada
sábado para exigir cambios en las políticas sociales y económicas del presidente Emmanuel Macron siguen vivas en Francia y cumplieron su 27 jornada.

Todo inició como una protesta antigubernamental.El 17 de noviembre de 2018, un nutrido grupo de manifestantes salió a las calles de Francia con una única exigencia: detener al alza de impuestos sobre el combustible, de eso a ahora ha aumentado la radicalidad de cada movilización.

Los 300.000 manifestantes que se calcula se unieron al movimiento, también tenían una característica particular: vestían chalecos de
seguridad fluorescentes, obligatorios en todos los autos franceses, al igual que en Chile. Lo ocurrido desde entonces ha marcado para el Gobierno del
presidente Macron la peor crisis desde que llegó al poder en mayo de 2017. Las manifestaciones a lo largo de 27 jornadas han dejado destrozos, heridos
y una cada vez más larga lista de exigencias de parte de las y los trabajadores organizados.

Esta nueva jornada tuvo lugar a una semana de las elecciones europeas del 26 de mayo, en las que la lista presidencial La República en Marcha encabeza los sondeos, prácticamente empatada en el primer puesto con la extrema derecha, la Agrupación Nacional (RN) de Marine Le Pen.

En el plano electoral latinoamericano, Evo Morales, anunció su nueva candidatura presidencial instalando la idea de generar industrialización a
través del tratamiento del Litio. El caso argentino, con el anuncio de Cristina Kirchner, de ser candidata a la vicepresidencia de la casa rosada es
claramente inesperado en la política argentina, y una muestra de lo inestable del escenario del país hermano.

Venezuela, sigue siendo el foco de tensión en la región, las sucesivas intentonas golpistas han ido en aumento y la última del pasado 30 de abril con deserciones incluidas demostró que la burguesía Venezolana en conjunto con el Gobierno de EE.UU y sus organismos multilaterales, seguirán sin tregua estrangulando la economía para así generar
focos de guarimbas internas.

5. Situación de las y los trabajadores

Luego del 1 de mayo la reforma propuesta por el Gobierno de Piñera y el escenario de las y los trabajadores.

Luego del 1 de mayo la reforma propuesta por el Gobierno de Piñera y el escenario de las y los trabajadores.

La Central Clasista por su parte a través de un comunicado criticó rápidamente la reforma patronal, que acusó de estar disfrazada de
“modernización”. Se llamó a rechazar rotundamente pues declaró, que la pactabilidad es una farsa y que no es un avance sino sólo medidas
que favorecerán a las empresas a costa de quitarnos los derechos como clase trabajadora.

En el caso de la CUT, a través de una Asamblea Informativa sobre la Reforma de “Explotación Laboral”, donde participaron dirigentes de base
afiliados y no afiliados buscando mostrarse como una alternativa crítica a la propuesta del gobierno de Piñera, pese a que ésta es una continuidad de
la reforma de Bachelet, aquella que esta misma central patronal aprobó y promovió. Para las y los clasistas esta es una reacción oportunista que
busca golpear como bloque opositor al gobierno sin colocar las demandas de las y los trabajadores por delante.

Por otro lado el fallo del tribunal electoral de la Región Metropolitana respecto de las elecciones llevadas a cabo para establecer la última directiva nacional demostró legalmente lo que a todas voces ya era sabido: que había ocurrido un fraude, lo que anuló la elección realizada el 30 de mayo de 2017, con este fallo ordenó a la multisindical a realizar nuevas elecciones para elegir a una nueva directiva Atentos debemos estar de las voces que se agrupan para exigir la refundación de la CUT, que
varios dirigentes y dirigentes del sector público y privado, han hecho saber a través de una declaración pública.

El camino de las reformas…
Pese que la iniciativa de Reforma Previsional fue rechazada en la Comisión de Trabajo y Seguridad Social, la apertura del gobierno a los
planteamientos de sectores de oposición terminaron por viabilizar una de las reformas estructurales del Gobierno de Piñera.

Para contrarrestar la ofensiva pro AFP impulsada por el gobierno de Sebastián Piñera, la Coordinadora Nacional de Trabajadoras y
Trabajadores NO+AFP, ha desarrollado un intenso trabajo en diversos frentes. Se analizó en profundidad el proyecto del gobierno para saber las
posibilidades reales que éste presentaba de subir las pensiones a la gente, arrojando, luego de los cálculos realizados que este proyecto está lejos de
mejorar las pensiones. Se sacó una minuta explicativa apara entregar a cada uno de los diputados y en especial a los que componen la
Comisión de Trabajo y Previsión social.

La lucha sindical
Respecto de las movilizaciones las y los trabajadores impulsaron luchas concretas contra la patronal, el ejemplo del Sindicato Globerground,
perteneciente a la empresa suiza Swissport que presta servicio en el aeropuerto de Santiago, la empresa Ferretería Imperial que se encuentran en negociación colectiva y ya votó su huelga, y el caso de los trabajadores portuarios de Ventanas en la región de Valparaíso que levantaron la paralización, luego de llegar a un acuerdo con la Agencia
Marítima Aconcagua (Agmac), la que suspendió el traspaso de la función de amarre a la empresa Puerto Ventanas hasta la negociación colectiva que
se inicia el próximo mes.

Las y los trabajadores que desarrollan actividades en el establecimiento educacional Lincoln College de Pudahuel, iniciaron el viernes 10 de mayo la
paralización de sus actividades en el mencionado recinto administrado por la Corporación Educacional BC, la cual conto con un 100% de
aprobación, otros colegios como el Centenario de Maipú ha iniciado un proceso de huelga

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios