Derecho laboralNoticias

Pulso Sindical Nº 379

[

DEL 03 AL 17 DE MAYO DE 2019

¿Cuál es la sorpresa con la votación de los democristianos y radicales junto a la derecha por la cuestión previsional?.

Quizás si lo único que puede llamar la atención a estas alturas sea que algunos, pese a los múltiples   años de traiciones y deslealtades, sigan creyendo en que se puede mejorar la situación de nuestro pueblo pactando con gente como esta.

Los democristianos, con Patricio Aylwin a la cabeza, promovieron  el golpe de estado de 1973  y golpearon las puertas de los cuarteles, en la certeza de que los milicos les entregarían a ellos el poder mal habido. Los radicales han traicionado desde antes  que Gonzalez Videla proscribiera a los comunistas, luego de que estos lo llevaron a la presidencia y también se pusieron del lado de la derecha durante el gobierno de Salvador Allende. Son y han sido traidores, incluso a sus propios compromisos.

Así es que nada de extrañarnos con el actuar y accionar de estos Partidos y sus militantes más disciplinados. Es más, me asisten ciertas dudas en cuanto al actuar futuro de los ahora disidentes de este acuerdo con la derecha, si es que mantienen militancia en instrumentos que son contrarios a sus convicciones.

 

Los trabajadores, principalmente los dirigentes de quienes están organizados, no podemos ni debemos olvidar que los diputados de la Concertación (donde están incluidos varios de los que ahora han votado al lado de Piñera) apoyaron las reformas laborales en los gobierno de Aylwin, Frei, Lagos, Bachelet y Piñera, e incluso al crear la Nueva Mayoría los más de izquierda también apoyaron otras reformas que para nada han beneficiado a los trabajadores.

Para muestra un botón. Muchos, en la cámara de diputados (sobre todo los y las  que se dicen de izquierda) reclaman por las últimas reformas laborales de Piñera. Y sin embargo ellos, en el gobierno de Bachelet, aprobaron  la jornada de trabajo de 4 días en la semana y el trabajo a distancia (artículos 374 y siguientes del Código). Bueno  y también concurrieron con sus votos a aprobar la ley 20918, que entre otras cositas  corta la jornada diaria de los trabajadores de hoteles restaurantes y similares hasta por 4 horas.

  

Por eso y siendo muy justa la respuesta dada por Luis Messina luego de la aprobación de la idea de legislar (ojo, se ha aprobado la idea de legislar no la propuesta de ley) hay que analizar muy bien el llamado que está haciendo, en orden a comenzar a trabajar porque no se vote por estos diputados.

¿No votar por los que aprobaron la idea de legislar en lo previsional, o no votar por los que han aprobado las reformas laborales y que son diputados hace varios periodos?

El compañero Messina es clarito en su mensaje pero omite, creo que no deliberadamente, un dato fundamental. TODOS estos parlamentarios han sido electos por un % de electores que no supera el 40% del padrón electoral y si todo sigue igual en cuanto a la participación ciudadana, serán muy pocos los cambios que se producirán en la composición del Parlamento.

En mi modesta opinión, el primer llamado que se debe hacer es a la organización.    Constituir miles de sindicatos y organizaciones sociales, que se pongan en contacto con la población y la saquen del ostracismo en el que hoy se encuentra.

¿Dejar de votar por los democristianos radicales y la derecha y votar por quien?

¿Hacerlo por socialistas, comunistas, pepedes, frente amplistas, independientes?

 ¿Acaso estos últimos están vinculados con las organizaciones sindicales y sociales, conocen de sus propuestas y las han transformado en proyectos de ley, que aunque presentados y rechazados, son la expresión de un genuino interés por las demandas de la mayoría de los ciudadanos?

La respuesta es NO y por lo mismo debemos ser muy cuidadosos, ya que no podemos sacar a nuestro pueblo del fuego para hacerlo caer en las brasas.

 

******

 

Hoy, 17 de mayo, la noticia corre como reguero de pólvora. El Tribunal Electoral declaró nulas las últimas elecciones de la CUT, entre otras cosas por padrón adulterado, cuotas no pagadas y un sin fin de arbitrariedades, que dejan al desnudo el carácter antidemocrático de este instrumento sindical, el que no hizo caso en su momento de las orientaciones que el mismo Tribunal le dio.

Sin embargo lo que más llama la atención es que la noticia es tratada como un  hecho extraordinario y tal cosa no es cierta. Un mínimo conocimiento de la interna de la CUT, basta para dejar en claro que el Tribunal se quedó corto y que lo que único extraordinario de este proceso, es que recién ahora se haya determinado que hay “cosas anómalas”.

¿2 años demora un Tribunal para determinar que hubo fraude, adulteraciones y un sin fin de anomalías, que vienen siendo práctica habitual de este instrumento sindical desde 1990?

Toda la vida se han falsificado padrones, pagado cuotas a última hora y elegido a quienes determinan los partidos o lotes según las correlaciones de fuerza al momento de la elección.

La cuestionada Central Sindical es validada por los gobiernos de turno y  los partidos, porque es la que apoya los acuerdos políticos que generan “reformitas” que en nada ayudan a la clase trabajadora.

¿Porque ahora el Tribunal Electoral les muestra los dientes y los obliga a repetir las elecciones? Simple, el gobierno ya tiene nuevos interlocutores. Ahí están la CAT, la UNT,  la CTCH que ya bendijeron las reformitas de Piñera.

En cualquier caso y para que estemos claros, si tienen un mes para repetir las elecciones, seguramente utilizaran el mismo esquema de votación ponderada con el que se han repartido el botín hasta ahora y así chutean su resolución de que la próxima elección era con votación universal. Cualquiera sea el paso siguiente, sin descartar una apelación al fallo, poco o nada cambiará de lo que se ha vivido hasta ahora.

 

La cuestión a definir es como se lleva la relación con el capital. ¿Se le confronta hasta que nos restituya lo que nos ha quitado o se negocia con él algunas migajitas para que parezca que algo cambia y siga todo igual?.

Los trabajadores y sus organizaciones tendrán la palabra.   

 

**********

El gobierno se alegra por que la idea de legislar sobre la reforma previsional permitirá mejorar “sustancialmente” las pensiones actuales.

Sin embargo y casi simultáneamente ha presentado una propuesta de reforma laboral que entre otras cosas apunta a “que los adultos mayores puedan optar por trabajar más en verano y menos en invierno”.

¿En qué quedamos, pensiones dignas o explotación de la fuerza de trabajo hasta que mueran, a los adultos mayores?

 

*********

 

Los alcaldes de Recoleta y Caldera han determinado que es sus municipios se trabajaran 40 horas semanales. El alcalde de Valparaíso ha expresado que esta  una buena medida que espera implementar el próximo año, pues eso obligaría a aumentar la planta de funcionarios del municipio.

No se puede sino saludar esta decisión y demandar el inicio de las acciones pertinentes, para que en todos los municipios del país se pueda aplicar una medida similar.

Sin embargo queda preguntarse a que trabajadores de los municipios se aplicará esta decisión de bajar las horas de trabajo semanal?

¿Gozarán de este derecho los miles de trabajadores de los municipios repartidos por todo Chile, que cumplen diversas labores como la limpieza de calles, de quienes se sabe no tienen derecho a baño ni a espacios para el descanso y la colación?

 

Debemos estar muy atentos a lo que pase respecto de este tema y seguir insistiendo en que lo que se debe establecer, es una jornada continua de 40 horas semanales distribuidas en 5 días.

 

 

MANUEL AHUMADA LILLO

Secretario de la CGT CHILE 

Presidente de la Central Clasista

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios