NoticiasPulso Sindical

Pulso Sindical 377

PULSO SINDICAL Nº 377 DEL 01 AL 15 DE ABRIL DE 2019

 

El 31 de Marzo se realizó una nueva marcha con la demanda NO + AFP.

Al contrario de las anteriores, y en la mayoría de las ciudades donde se realizó la actividad, la participación ciudadana tuvo un evidente retroceso, lo que coincide con el aumento en el protagonismo de figuras ligadas a partidos y movimientos políticos de oposición. Ciertamente la solución a los problemas de los trabajadores y del pueblo en general, no ha sido la principal preocupación de quienes han estado en el gobierno y/o la oposición en estos 30 años y no tendrían por qué concitar la adhesión de trabajadoras y trabajadores

Para ser claros.

La solución a nuestras demandas no pasa por darle un voto a uno y quitárselo a otro en una próxima elección municipal, parlamentaria o presidencial, sino por avanzar en la construcción de un instrumento autónomo e independiente, que se defina claramente de clase, anticapitalista, que rechace el patriarcado y promueva la construcción de una nueva sociedad.

Las AFP se mantendrán  mientras el capital siga siendo el que corta y pincha. El objetivo entonces debe ser no solo proponer un nuevo sistema de previsión sino también, y por sobre todo en el intertanto,  llamar al desarrollo de la organización de los trabajadores además de instalar propuestas que quiten a los trabajadores parte de la carga previsional.

Es momento de instalar la exigencia de que la patronal pague al menos el 50% de la previsión – los contratos colectivos son un buen instrumento para ello – además de  demandar al Estado una pensión mínima equivalente al ingreso mínimo.

 

Si se persiste en la idea de continuar convocando a paros nacionales que no son seguidos por nadie, salvo algunos miles de empleados públicos e instituciones vinculadas al Estado, se seguirá dilatando la solución efectiva al drama diario que viven millones de trabajadores.

Carencias como baños en calidad y cantidad suficiente para conductores de la movilización colectiva y prestadores de servicios que trabajan en la calle, así como espacios para colación y descanso entre jornadas, sin dejar de mencionar el pago de locomoción por día trabajado y colación, deben ser tomadas por los propios afectados, quienes por la vía de la movilización permanente han de exigir que quienes legislan les tomen en cuenta.

 

*****

Todos, de una u otra manera, nos hemos sentido tocados por las aberraciones a las que fue sometido un trabajador, por años, en una empresa de alimentos llamada “Don Hugo” de propiedad del empresario Hugo Larrosa.

Nos dirán aquellos que aprobaron una ley para agilizar los trámites judiciales así como las autoridades correspondientes, como una denuncia de tal magnitud pudo estar casi 2 años en la Fiscalía de Colina sin que se haya decretado una sola acción para sancionar tales ilícitos. Pero también deberemos preguntarnos si tales hechos solo ameritan la presentación de querellas para después volver al silencio, que es en definitiva lo que permite que los patrones violen descaradamente la ley, como lo hizo el tal “Don Hugo” que en caso alguno es un hecho excepcional.

El trabajador afectado ha dicho que fue golpeado y vejado en presencia de otros trabajadores, e incluso un ex ejecutivo de la empresa ha declarado que filmó dichas aberraciones, filmaciones que habrían hecho otras personas además de él y que fueron exhibidas por un canal de televisión con autorización del trabajador.

No obstante también se ha dicho que luego de tales hechos se entregaban premios a los afectados, que se ofendía a otros sin importar rango, profesión y género, que se trabajaban jornadas de hasta 16 horas diarias y un sinfín de situaciones a todas luces anormales.

 

Queda a la vista que las mentadas querellas son solo un saludo a la bandera, que hay hechos que son de práctica común como este de largas jornadas diarias de trabajo y, lo más dramático de todo, que se trata de hechos que se seguirán produciendo porque no hay capacidad de fiscalizar incumplimientos patronales y el castigo o sanción de los mismos (cuando se constatan) es a veces simplemente absurdo (como el pago de algunas UTM que se pueden apelar y terminar en nada).

Finalmente cabe preguntarse ¿Qué pasa por la cabeza de los trabajadores?

No reaccionan a nada, son incapaces de denunciar hechos como estos – no olvidemos que lo del tal “don Hugo” data de 2015 – y muchas veces permiten que se violen sus derechos más mínimos.

Algo no está bien y lo que están viviendo millares de asalariados es resultado de políticas de terror y sumisión impuestas por los que detentan el poder.

El único camino para salir sigue siendo la organización y la lucha.

 

********

 

Y la cuestión política no lo hace nada de mal.

Desde hace algunos días, llantos y reclamaciones por la decisión de algunos diputados democristianos de validar un proyecto de gobierno que se creía no pasaba en comisión, pues se habían desarrollado conversaciones y se recuperaban las confianzas en la oposición.

Ya se habla de negarles la sal y el agua a estos bellacos que pactaron con el gobierno.

Lo sucedido, explicado en pequeñito, es que la reforma tributaria de Piñera apunta a liberar de alguna carga impositiva a los más ricos y provocará menos ingresos al fisco.

¿Y es que se puede esperar otra cosa de un gobierno de derecha?,

¿Acaso van a ser tan ilusos para creer que los democristianos (no todos pues hay algunas dignas excepciones) van a apoyar a los más débiles en desmedro de los que detentan el poder?. Por favor.

No se nos olvide que en 1973 fueron los democristianos quienes avalaron y promovieron todas las acciones fascistas orientadas a socavar la democracia e instalar a los golpistas     (lo mismo que hoy hace Piñera y sus aliados respecto de Venezuela).

 

“La culpa no la tiene el chancho si no quienes le dan el afrecho”, un dicho popular que aplica perfectamente en este cuadro, y seguirá siendo así porque, aunque moleste, las posiciones de derecha son mayoría en el PDC y su actuar de años los deja claro.

Dejen de llorar entonces y hagan política de cara a las masas. Recuperen la confianza de un pueblo que sigue esperando que la dignidad y la decencia se instalen en el Parlamento.

 

Aunque por lo visto hasta ahora deberemos recurrir a otro dicho popular “no se pueden pedir peras al olmo”. Cierto?

*******

Y pese a las dificultades y los sinsabores, seguimos avanzando.

En efecto, la asamblea nacional de nuestra Central Clasista, junto con resolver la convocatoria al acto de conmemoración del Primero de Mayo en la Alameda – acto en el que esperamos la presencia de miles y miles de clasistas consecuentes – ratificó el itinerario electoral que nos permitirá elegir con el voto directo de los trabajadores, al primer directorio de nuestra Central.

Al cierre de  este Pulso se constituía la Comisión Electoral que tendrá la misión de ratificar a las organizaciones facultadas para votar, así como supervisar y validar la inscripción de las candidaturas.

Tal como lo indica el estatuto, las afiliadas con las cuotas al día podrán proponer candidaturas y participar del proceso electoral, sin ninguna otra exigencia o condición.

 

Solo tenemos 8 meses de vida y este corto tiempo nos ha permitido consolidarnos en algunas regiones del país, tomar contacto con diversas organizaciones e incluso recibir nuevas afiliaciones.

 

Vamos que el futuro es nuestro

 

*****

No podemos cerrar este Pulso sin rendir homenaje a quien un 10 de abril hace ya 100 años entregó su vida, en una emboscada promovida por los mismos que con distinto traje pero con igual saña, han violado y violan los derechos de los campesinos y del pueblo.

 

Estamos rindiendo honores a Emiliano Zapata Salazar, nacido en Anenecuilco, Morelos, el  8 de agosto de 1879 y asesinado en Chinameca, Morelos, el 10 de abril de 1919. Emiliano Zapata fue uno de los líderes militares y campesinos más importantes de la Revolución mexicana y un símbolo de la resistencia campesina en México. Como parte del movimiento revolucionario, estuvo al mando del Ejército Libertador del Sur. También fue conocido como el «Caudillo del Sur». Ideólogo e impulsor de las luchas sociales y las demandas agraristas, así como de justicia  social,  libertad,  igualdad, democracia social, propiedad comunal de las tierras y el respeto a las comunidades indígenas, campesinas y obreras de México, víctimas de la oligarquía y el latifundismo de los hacendados.

Zapata vivió y murió por los suyos y en este centenario de su muerte nos unimos al grito universal ¡¡¡Zapata vive, carajo!!!

 

 

MANUEL AHUMADA LILLO

Secretario de la CGT

Presidente de la Central Clasista de Trabajadoras y Trabajadores

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios