Boletín Informativo N°1 Central Clasista

0
30

11 de septiembre

Dirigentes Sindicales de diversas organizaciones base de la Central fueron parte del homenaje que se realizó en Morandé 80 el pasado 11 de septiembre, una fecha que nos recuerda la forma en que el sistema político, religioso y económico ha tratado de callar al pueblo que levanta, alza la voz, se organiza y lucha.

Un homenaje que no sólo recordó la figura del Presidente Allende sino también a todos las y los Dirigentes Sindicales desaparecidos y asesinados, a las y los trabajadores perseguidos y que fueron callados a base de tortura y balazos durante la Dictadura. También incluyó un homenaje a los Dirigentes que esta democracia cargada de una extraña felicidad se han llevado en dudosas circunstancias a Dirigentes y trabajadores bajo las balas de la represión del Estado, como Juan Pablo Jiménez, Rodrigo Cisternas y Nelson Quichillao. La actividad que se inició con una caminata desde Estado y que avanzó por Alameda hasta Morandé, que se acompañó de lienzos y banderas de las distintas organizaciones y que quiso y no logró detener su avance la represión muchas veces incomprendida y fuera de lugar de FFEE de Carabineros. Con las palabras de Manuel Ahumada, Presidente y a nombre de la Central se hizo un llamado a estar alerta ante las traiciones que a lo largo de la historia ha sufrido el pueblo que se organiza y a no olvidar. El acto culminó con el depósito de una ofrenda de flores de papel en Morandé 80 que fue confeccionada por compañeras del Sintrac y trabajadoras de la empresa Unisono y la entonación de la Internacional, himno que la Central ha hecho parte de todas sus actividades. El mejor homenaje a la larga lista de asesinados y asesinadas es la fundación de nuestra Central, que viene a ser también la voz de todas y todos los que un día han querido callar

Huelga del sindicato HDI

Más de 15 días en huelga llevan 320 socios y socias de esta empresa de seguros, cuya matriz está en la calle manquehue, en Las Condes. Siendo el único sindicato existente y siendo su primera negociación, entre sus demandas están un vale de colación igual para todos y todas de $ 4.500, un bono de término de conflicto de $ 500.000 y que al asumir el descuento de los días en huelga, estos sean descontados en 5 cuotas. Además esperan un aumento al sueldo, ya que estos se han mantenido estancados por años, los últimos doce años sólo se les ha aumentado el IPC. HDI, es un consorcio alemán que se fusionó con Seguros Magallanes, y que poco y nada mejoró las condiciones laborales y de sueldo de sus trabajadores.

Huelga del sindicato del Hotel Atton

En su tercera semana en huelga llevan los 91 socios y socias del sindicato de Hotel Atton, ubicados en calle Alonso de Cordova 5199, Vitacura. ¿Cómo solidarizar con las y los compañeros en Huelga? Si estás cerca o pasas por ahí toca la bocina, pasa a saludar, si puedes lleva agua embotellada, té, café, azúcar o lo que puedas. No seas parte de los y las que satanizan estos conflictos, la huelga es la forma para demostrar fuerza frente al empresario, es cuando nos sentamos de frente y nos podemos mirar a los ojos, el ruido de pitos, cornetas y tambores es parte de ello, así como también el papel picado y los lienzos en las entradas de los centros laborales. Solidarizar es no comprar, no entrar, difundir la huelga por las redes y aplaudir a las y los compas que están dando la pelea y si vamos con nuestros hijos e hijas explicarles lo que pasa y porqué se llega a una huelga y empatizo como trabajador o trabajadora igual que ellos

 

OPINIÓN

Quintero y Puchuncaví: A poner fin a la devastación, nuestros barrios no son basurales

Chile, es un país que basa su economía en la exportación de materias primas (cobre, litio, madera, productos del mar, agrícola y vitivinícola) y para ello requiere de grandes producciones energéticas en base a carbón como las termoeléctricas o agua como las hidroeléctricas, ambas orientadas a mantener la producción industrial. Todo esto ha requerido de la explotación, saqueo y contaminación de la naturaleza, sin preocupación alguna de la reconstitución de sus ciclos de vida. Saludamos la fuerza y coraje de las y los hermanos de clase de Quintero y Puchuncaví que decidieron instalar sus justas demandas por medio de la lucha y organización. Gracias a la protesta, los cortes de ruta, la toma de liceos y escuelas, la toma de la plaza de la ciudad, se generó el ruido incesante que hizo temblar al gobierno ante la opinión pública. Sacaron la voz por los miles de trabajadores y trabajadoras que habitan el territorio nacional y en silencio se enferman e intoxican lentamente. El pueblo tiene sus exigencias claras: paralización de todas las faenas del cordón industrial costero hasta que se determine con claridad los responsables y se tomen medidas concretas al respecto; que se elimine la facultad del uso de suelo de las llamadas “áreas de amortiguación” para la utilización industrial; que se cree una “Zona Franca Energética” donde se subsidie el cobro de la energía eléctrica para los habitantes de las comunas de Quintero y Puchuncaví; que se modifique de inmediato el estado de “complejidad” del Hospital de Quintero para que se desarrollen las especialidades de oncología, neurología y toxicología. Asimismo, debido a que se bajó la alerta amarilla y ha habido nuevos casos de intoxicación, la comunidad exige que se decrete emergencia sanitaria en la zona.

 

 

No hay comentarios