Carta a Arzobispo de Malta

0
47

Señor Arzobispo de Malta                                                                          Iquique, 13 de Junio del 2018

Charles Scicluna.

Presente.

                                                          Muy estimado Arzobispo, quiero que su estadía en el país sea del todo fructífera por muy difícil que sea su gestión.

                                                           El Papa Francisco I visitó nuestra ciudad de Iquique y en la oportunidad, se le entrego por parte de las organizaciones de Derechos Humanos una petición en orden a encontrar y saber el destino de los detenidos desaparecidos en la región y en el país, de la cual aún no sabemos su respuesta.

                                                           Sabemos que hacer desaparecer el cuerpo de una persona es un delito superior a cualquier afrenta que haya efectuado un religioso en el ámbito sexual, por lo tanto es preciso que su Santidad dé a conocer un pronunciamiento y por lo que solicitamos nuevamente.

1° .-  Una condena ad eternum a quienes hacen desaparecer personas, la máxima creación de Dios.

2° .-  Reabrir rutas para dar con el paradero de los detenidos desaparecidos, no podemos rendirnos, no hay nada que pueda doblegar la voluntad del máximo creador.

3°.-  Interceder ante las autoridades para dar una reparación legítima a las víctimas y sus familiares, tanto económica como moral, ellos no tan solo fueron asesinados sino también su honra enlodada.

                                                          Quienes firmamos esta misiva no somos católicos de Iglesia sino simples cristianos que admiramos la labor del ser humano  en cualquier frente en que se desarrolle, creemos que la Iglesia tendrá mayor peso moral si cumple el mandato del Creador y se hace carne de ovejas inocentes.

                                                           Le reiteramos nuestros deseos de que cumpla con la mayor devoción la tarea encomendada, la paz debe ser alcanzada entre todos.

                                                           Afectuosamente

No hay comentarios