Boletin Informativo N° 20

0
141

LAS RAZONES PARA ESTAR CON LA NUEVA CENTRAL SUMAN Y SIGUEN: Comenzando por el aumento incontrolable de la corrupción de los organismos del estado, con casos emblemáticos como los robos millonarios de dineros públicos ocurridos al interior de las FFAA y el desvergonzado uso de las instituciones estatales como bolsa de trabajo familiar de la nueva mayoría y del gobierno de piñera. Por otro lado, tenemos un poder legislativo que hace rato perdió credibilidad, porque ahora sabemos que muchas veces ha vendido su voto al mejor postor, como ocurrió con la nefasta ley de pesca por nombrar solo uno de muchos casos. Ahora como si todo esto no bastara, en los últimos días se suma el descarado llamado del Fiscal Nacional para que sus fiscales no se salgan del libreto y no les dé por investigar en serio los casos de corrupción en que se vean involucrados los políticos. Mientras pasa todo esto, las y los trabajadores seguimos esperando que lleguen la estabilidad laboral y las mejoras en salud, transporte, vivienda, educación, etc. Pero las autoridades de turno nos dicen fuerte y claro que para nada de eso hay recursos, cuentan con el silencio cómplice de organizaciones sindicales que juran amistad y cooperación para buscar acuerdos con la CPC, la SOFOFA o el gobierno. Sin embargo, se callan cuando se hacen anuncios como el de este mes de abril cuando la prensa informaba que se invertirán más de 1800 millones de pesos en promover el robo legalizado de las AFP*, todo eso con dineros del Estado que llegan del fondo de educación previsional, creado por ley el año 2008, durante el primer periodo de Bachelet (ley 20.255). ¿Se callan porque desde el 2008 estos fondos llegaban a instituciones ligadas a partidos de la Nueva Mayoría? Es tiempo de parar con la costumbre de agachar la cabeza y confiar en que podemos aumentar el cupo de la tarjeta de crédito, para seguir adelante con los ojos cerrados a la realidad cotidiana. Tratando de solucionar con deudas y más deudas lo que nos niega un Estado ausente. Es tiempo de empezar a abrir los ojos y decir basta. No más corrupción, basta que los gobiernos se lleven el dinero del país para la casa, basta de los pitutos y de seguir vendiendo nuestros recursos naturales y nuestros derechos sociales al mejor postor. Basta de conformismo y silencio, el futuro lo podemos cambiar pero solo con organización, compromiso y lucha. Comité Editorial CIUS

AVANZAR HACIA LA NUEVA CENTRAL CLASISTA ES MÁS QUE UNA CONSIGNA: Porque estamos dando los primeros pasos hacia la construcción de una organización que se levanta con una idea muy clara del concepto de unidad. Hablamos de la unidad de Clase, que no pasa porque las organizaciones sindicales busquen hacer acuerdos con la patronal o con los cómplices de los explotadores, sino que hablamos de la necesidad de orgánicas que se la jueguen por poner siempre en primer lugar el interés de las y los trabajadores. Podemos empezar a hablar de unidad siempre y cuando no nos olvidemos que la corrupción, los trabajos precarios o sin contrato, los apitutados en la administración del Estado y la represión durísima a la protesta social no empezaron ayer ni en marzo cuando asumió el gobierno la derecha. La unidad de Clase, debe tener algunas condiciones mínimas, una de ellas debe ser rechazar a los cómplices abiertos o encubiertos del capitalismo explotador y no caer en el error de creer en sus discursos. Porque cuando ellos fueron gobierno miraron para otro lado sin ver las carencias del pueblo y cuando les ha tocado ser oposición salen sin vergüenza a la calle haciéndose pasar por luchadores y amigos de nuestras causas

 

Para mejor entender esta idea acá dejamos una parte del texto del último PULSO SINDICAL EXTRA de abril de la CGT: “Un sector del movimiento sindical organizado nos hemos expresado abiertamente respecto de lo que pasa y ponemos el énfasis en la construcción de un instrumento que se haga cargo de devolver a los trabajadores la confianza en la organización, así como derrotar el miedo que nos anda trayendo inmovilizados. Le hemos llamado Central Clasista de Trabajadores. Ponemos el acento en la verdad, la razón y la moral, púes son conceptos cargados de gran valor, que cada trabajador debe desarrollar junto a su organización sindical, sus compañeros de trabajo y su entorno familiar y social. El actual estado de cosas no da para más y mantener la pasividad servirá simplemente para seguir siendo espectadores privilegiados de mentiras y falsedades, que indistintamente vienen de gobiernos, partidos y movimientos además de organizaciones desclasadas y que tienen como objetivo fundamental mantenernos postrados, sin reacción al abuso. Postulamos la construcción de un instrumento de Clase, con organizaciones reales que no cifre su funcionamiento en las normas legales vigentes, pues no reconocemos esta ley que combatimos y queremos cambiar. Un instrumento independiente y autónomo, que se financie con la cotización mensual que le paguen sus asociados y que elija en todos sus niveles a los dirigentes, por la vía del voto directo de los trabajadores. Las cartas están echadas. Podrán seguir acusándonos -y lo harán- de esto y de lo otro, pero no tenemos más compromiso que con la Clase que reconoce filas en nuestras organizaciones y los millones que no están organizados. Es desde esta construcción clasista que avanzaremos a una firme alianza con estudiantes, pobladores y otras fuerzas representativas del pueblo, hasta lograr construir el más amplio movimiento social que se confronte con el capitalismo y sus defensores”.

No hay comentarios