Lo que poco se dice de la visita del Papa

0
276

Luego de que el Papa señalara que el caso de encubrimiento por parte del obispo Barros a Karadima se tratara de una “calumnia”, Juan Carlos Cruz, José Andrés Murillo y James Hamilton replicaron con fuerza en una conferencia de prensa: “Calumnia es la imputación de un hecho falso. Esto es grave y no podemos aceptarlo. El obispo Barros formó parte casi por 40 años del círculo íntimo del sacerdote Karadima”

Esta mañana el Papa Francisco, tras ser consultado por la Radio Bío Bío, se refirió por primera vez en su visita a Chile al caso del obispo Juan Barros, resistido por los laicos de la región al ser acusado de encubrir a Fernando Karadima.

“El día que traigan una prueba contra él ahí voy a hablar (…) Todo es calumnia”, dijo el Sumo Pontífice.

Los dichos del Papa generaron una reacción negativa generalizada en redes sociales, y sobre todo en las víctimas de Fernando Karadima, al punto de que Juan Carlos Cruz señaló: “Como si uno hubiese podido sacarse una selfie o foto mientras Karadima me abusaba a mí u otros con Juan Barros parado al lado viéndolo todo”.

Pero esa no fue la única declaración, ya que las víctimas de inmediato convocaron a una conferencia de prensa a las 18:00 en la Fundación Para la Confianza.

Ahí se sentaron Juan carlos Cruz, José Andrés Murillo y James Hamilton, para leer una carta en la que repudiaban las declaraciones del Papa Francisco.

“Calumnia es la imputación de un hecho falso. Esto es grave y no podemos aceptarlo. El obispo Barros formó parte casi por 40 años del círculo íntimo del sacerdote Karadima, condenado por la Iglesia por abusos de menores y mayores de edad, abuso de consciencia, abuso poder y manipulación, y por haber creado un grupo sectario, la Pía Unión Sacerdotal, que luego fue disuelta por la propia Iglesia”, señaló Juan Carlos Cruz.

Luego agregó: “En la causa, y gracias a múltiples testimonios, se sabe que miembros de la comunidad de El Bosque estaban en total conocimiento de los abusos del sacerdote Karadima. Siendo el obispo Barros tan cercano al sacerdote Karadima, y durante tanto tiempo, él sabía de los abusos de Karadima. A pesar de esto, nunca denunció al sacerdote, ni por abuso de consciencia, ni por abuso sexual”.

Las víctimas apuntaron a un episodio donde, al remitir una carta de denuncias al cardenal Juan Francisco Fresno, Barros habría roto la carta antes de que llegara a destino. (Ver “Las evidencias que muestran cómo Juan Barros ha operado en defensa de Fernando Karadima”).

Por su parte, Hamilton agregó: “Lo que ha hecho el Papa hoy es ofensivo y doloroso. Y no sólo con nosotros, sino contra todos quienes luchan por crear contextos menos abusivos y más éticos en lugares como la Iglesia Católica. También confirma que hay mucho por hacer”.

 

Fuente original: www.eldesconicierto.cl

No hay comentarios