EstadisticasNoticias

PULSO SINDICAL Nº 345 DEL 16 AL 31 DE OCTUBRE DE 2017


Mucha
alegría y emoción se reflejó en los semblantes de las decenas de
dirigentes que nos acompañaron a inaugurar oficialmente nuestro Centro
Recreacional en la
localidad de Ventanas y que puso el broche de oro a las actividades de
nuestro aniversario N° 36.


Concluye
exitosamente uno de los grandes desafíos que nos impusiéramos cuando
comenzamos a hablar de hacer sindicalismo “con y para los trabajadores”.
Nos propusimos
retomar las antiguas tradiciones de la organización sindical, educar en
los derechos y en los deberes, combatir en la medida de lo posible los
vicios instalados por el capital.


Explicar a los nuestros que nada va cambiar si ellos no se hacen parte de las luchas que debe dar la organización. 


Vemos
la acción sindical como continuación de la familia, pues los
organizados no son máquinas sino seres humanos que junto a sus cónyuges e
hijos, buscan dar
respuestas a diversas preocupaciones no solo en lo económico sino
también en lo social y eso lo encuentran en la relación familiar y en el
sindicato.



 


Avances
y retrocesos hemos tenido, más aun considerando que en estos tiempos
del Siglo XXI son muchos los que creen que sin sindicatos las cosas
funcionan mejor
y que los patrones darán de buena fe lo que se pide, si es que disponen
de los medios para hacerlo.



Eso
no es así y fue uno de los motivos que nos impulsaron a mantener y
mejorar el trabajo de nuestra Escuela Sindical Luis E. Recabarren. Por
eso estamos orgullosos
de haber entregado sus diplomas de participación a 15 dirigentes –
alumnos y constatar que están dispuestos a apoyar el trabajo de la
organización nacional, para seguir engrandeciéndola.


Importante
es saludar y destacar el aporte de cada uno de los instructores que,
quitando horas a su escaso tiempo disponible, apoyaron este camino de
formación
de trabajadores y dirigentes.


No
es cierto que todo está perdido, ni que el capital ganó la partida,
menos que solo nos queda tomar asiento para ver cuando nos llega algo
del chorreo.


Al
contrario, hoy es más válido que nunca aquello de que solo la
organización y la participación activa nos dará lo que de justicia
merecemos. Ese y no otro es
el rol de un sindicato clasista y nos sentimos orgullosos de estar en
este lado de la cancha.   



 


Muchos
de nuestros proyectos y demandas no hubieran visto la luz sin el apoyo
irrestricto de muchos profesionales amigos de los trabajadores, quienes
dejando de
lado el factor económico, nos apoyaron en este camino. Rafael Carvallo,
Ricardo Diaz, Jorge Blas Morales, Sergio Frigolett, Rosa Vergara, Maria
Pauchard, la Defensoría Popular de los Trabajadores por nombrar
algunos, tendrán siempre un lugar en nuestro corazón
sindicalista.


En
este momento de recuerdos y reconocimientos es una obligación no
olvidar a los sindicatos de la empresa ALFIN, que gestionaron apoyos y
alimentación diaria
cuando apenas si teníamos para pagar el arriendo de una sede.


Destacar
también al Sindicato del Hogar de Cristo que nos facilitó acceder al
espacio y darle la forma que ahora tienen las cabañas de veraneo.



Si
contamos con nuestra sede propia,  amplia y dispuesta para todos, es
porque nos fue heredada por el Sindicato N° 1 del Hotel Carrera, una de
las más grandes
muestras de solidaridad obrera, solidaridad que nos esmeramos en
profundizar al poner nuestras instalaciones al servicio de toda la clase
trabajadora. 


¿Y
acaso podríamos dejar fuera de las menciones a nuestro gran amigo y
compañero Jorge Long Prunes y su estudio jurídico (con especial mención a
Paula) quienes
se esmeraron por tramitar y validar los documentos para que la sede
social y el centro recreacional sean patrimonio de nuestra querida CGT?



 


Todos
ellos y otros a los que pudimos omitir sin mala intención, han
posibilitado con su trabajo y apoyo, que nuestra Confederación esté en
el sitial que se encuentra.


Por
eso no nos queda más que comprometer nuestros mayores esfuerzos para
seguir por el camino que escogimos, el camino del sindicalismo de clase.



 


LOS TRABAJADORES, EL PUEBLO Y LAS ELECCIONES



 



En algunos días más se elegirá un presidente de la república además de senadores y diputados.


Como
viene sucediendo desde hace ya bastante tiempo, el grueso de la
población demuestra ”no estar ni ahí” con la oferta hecha por las
coaliciones y la única cuestión
por resolver es si los votos a favor permitirán al que va primero en
las encuestas, ganar en primera vuelta.


Los
de aquí y los de allá ocupan todos los espacios disponibles con sus
rostros, slogans y jingles. Muchos besitos, sonrisas, uno que otro
regalito, algunas letras
en papel cuché y nada más. Nada cambiará salvo el color político de las
autoridades.


Candidatos
ligth prometiendo esto y lo otro, sin interés en cambiar el estado
actual de cosas, salvo una que otra manito de gato que al final dejará
todo tal cual
está



 



Con
mucha labia apelan a la participación y se quejan amargamente del poco
interés de las personas. Acusan falta de conciencia cívica, buscan mil y
una excusas,
pero se cuidan mucho de decir QUE ELLOS SON LOS RESPONSABLES DE LO QUE
PASA.


En
efecto, parecen olvidar que se reunieron en secreto con la dictadura y
concordaron un camino, con el aval de la Iglesia y Estados Unidos, que
pusiera término
a la presión milica,  a cambio de tocar poco o nada el edificio
instalado por los golpistas.


Algunos estuvieron descontentos un par de años, pero hoy todos son parte del show.


Y
la gente se compró el cuento durante varios procesos electorales hasta
que de repente le cayó la teja de los estaban estafando.



 


De los grandes cambios ofrecidos, un ajuste por aquí y uno por allá y pare de contar.


En lo que respecta a los trabajadores sus cambios están a la vista.


Polifuncionalidad,
Flexibilidad y Precarización. Dificultades para negociar y constituir
sindicatos. ¿Y es de eso que se sienten orgullosos?


¿Esto es esto lo que se están comprometiendo a profundizar?.



 



Por
eso que no se les cree. No le echen la culpa a quienes les critican, ni
se justifiquen con que el sistema no les permite avanzar más. Son
ustedes los únicos
responsables de que el pueblo no participe.


Son
una casta que no quiere soltar las regalías que les entrega el capital,
solo luchan de la boca para afuera pues están muy contentos con lo que
tienen.


¿Qué hacer entonces?


Algunos llaman a no votar, pero no proponen alternativas y eso deja incompleta la propuesta.


¿Cambiará algo si mañana vota menos del 40% de la población?


NO.
Solo corremos el riesgo de que los militantes cautivos, junto a
familiares amigos y conocidos de los candidatos terminen definiendo que
se hace y que no se
hace en el país.



 


Es claro que son muchos los descontentos por que votaron por fulano o por fulana y nada de lo que prometieron se cumplió.


La
gran mayoría de los ofertantes no tiene la menor intención de cambiar
el estado actual de cosas. Corresponderá a los propios votantes estar
pendientes de controlar
las propuestas que se les hicieron y desenmascarar a los mentirosos.


Ese
control se hace de buena manera, desde la organización social y desde
el Sindicato. Partamos controlando y al mismo tiempo engrandezcamos la
organización,
hasta que lleguemos a entender que está en nosotros, solo en nosotros,
en la mayoría de los que poco o nada tenemos, instalar en los cargos de
representación popular a nuestros representantes.


No estoy llamando a los trabajadores a votar por cualquier pelafustán, los estoy invitando a que participen informados.



 


Si
no van a votar que sea una opción basada en el descontento profundo y
en el rechazo total a este sistema, pero también pensando en cuál será
la alternativa
a construir, porque lo que es claro es que no votar y sentarse a
esperar no es el camino, solo le sirve al sistema.



 


Si
la opción es votar, marque un candidato y controle la gestión del
elegido. Al mismo tiempo engrandezca la organización en la que participa
o ingrese a una si
aún va por ahí solito.


Si
los que le ofrecieron cambiar la sociedad no le cumplen, en la próxima
ocasión que los candidatos salgan de las propias organizaciones para
hacer los cambios.



 


Sea una u otra la opción que lo represente, tenga en claro que si usted no participa, todo seguirá igual.



 



MANUEL AHUMADA LILLO


Presidente C.G.T CHILE
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios