Nos costó tiempo y trabajo, pero al final se consiguió… “JUICIO a los JUECES”por delitos de lesa humanidad, 28 sentencias.

0
103

“El juicio terminó, la lucha sigue. Ni un paso atrás”, se escuchó en la puerta de Tribunales tras escucharse la histórica condena.

LOS ANDES, miércoles 26 de julio de 2017

 

Rodrigo Cuello

 

“Si nos hubiésemos quedado a llorar como nos decían los milicos hoy no estaríamos acá, celebrando que se hizo justicia”, gritó emocionada ante más de 1.500 personas María Domínguez, titular de Madres de Plaza de Mayo Mendozacuando el sol mendocino ya se había ocultado.

Organizaciones de Derechos Humanos, partidos políticos y sindicatos no quisieron estar ausentes en un día histórico en la provincia y colmaron la calle España, justo en la puerta de Tribunales Federales, artería que por más de tres horas estuvo cortada. Es que hoy, miércoles 26 de julio, se conocieron las sentencias de los 28 imputados en el IV juicio por delitos de lesa humanidad en Mendoza.

La denominada ‘mega-causa’ sentó un precedente en la lucha por los Derechos Humanos: los cuatro ex jueces acusados, Otilio Roque Romano, Guillermo Max Petra Recabarren, Luis Francisco Miret y Rolando Evaristo Carrizo, fueron sentenciados a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad. Por primera vez, el aparato judicial que funcionó en la dictadura militar fue condenado.

Además, otros 8 de los acusados recibieron la misma pena que los magistrados, perpetua, 11 entre 20 y 6 años, 2 prisión en suspenso y 3 fueron absueltos.

Una pantalla gigante se instaló en la fachada de Tribunales. Se sabía que la concurrencia iba a ser masiva. Cuando el reloj marcó las 17, unas 300 personas aguardaban en las veredas, media hora más tarde el número ya había superado los 1.000 y personal de Prenventores de Ciudad se vio obligado a cortar el tránsito.

Los pañuelos blancos en las cabezas de María y sus compañeras de lucha inmediatamente sobresalieron entre la multitud y espontáneamente el cántico “Madres de la Plaza, el pueblo las abraza” las acompañó hasta que se ubicaron arriba de las escalinatas del ingreso a Tribunales.

“Adentro hay gente que no nos gusta por eso nos quedamos con ustedes”, confesó la titular de Madres.

Música en vivo amenizó las espera y el clima era distendido hasta las 18, cuando todos dirigieron su atención a la pantalla gigante. En segundos se sabría que décadas de lucha tendrían su resultado en la Justicia. “Sólo queda esperar. Con ansiedad pero con alegría”, reconoció María.

La segunda condena a prisión perpetua de Alcides París Francisca (recibió esa misma pena en un juicio anterior), máxima autoridad de la Policía de Mendoza durante la dictadura, fue la primera que se escuchó y la gente estalló. Lágrimas, sonrisas y abrazos interminables invadieron la calle.

Tras anunciar una a una las sentencias a los 28 imputados llegaron al final las perpetuas a los ex jueces. Los ojos llenos de lágrimas con la mirada perdida de familiares de las víctimas, como haciendo una retrospectiva de años difíciles, resumieron el último día de un proceso histórico que condenó a los represores que actuaron en Mendoza.

 

Este juicio comenzó el 17 de febrero de 2014 y se escucharon 204 testimonios, para comprobar el perjuicio de más de 200 víctimas.

Tras cantar el himno los presentes resumieron: “El juicio terminó, la lucha sigue. Ni un paso atrás”.

Así se vivió la perpetua a los jueces en la puerta de Tribunales

Cuatro ex magistrados federales recibieron la pena máxima en el mega-juicio en Mendoza

LOS ANDES, miércoles 26 de julio de 2017

Redacción LA

 

Así estaba la puerta de Tribunales Federales en Ciudad.

 

– – – – – – – –

Perpetua para 4 ex jueces durante la dictadura

En un fallo histórico y luego de tres años de proceso judicial, los ex magistrados Romano, Miret, Petra Recabarren y Carrizo recibieron la máxima pena, como varios más entre los 28 llevados a juicio.

LOS ANDES, jueves 27 de julio de 2017

 

Eduardo Ayassa

Terminó el mega-juicio y los cuatro ex magistrados federales Otilio Romano, Luis Miret, Guillermo Petra y Evaristo Carrizo, fueron condenados a la pena de prisión perpetua e inhabilitación absoluta.

Tras conocerse las sentencias, familiares de víctimas de la represión y dirigentes políticos y de organizaciones sociales celebraron el fallo condenatorio.

Tras más de tres largos años de audiencias, la sentencia también dio la pena máxima a otros ocho ex integrantes de las fuerzas armadas y de la policía. Tres de los 28 acusados fueron absueltos.

Con un salón cubierto en su totalidad (unas 90 butacas) por víctimas de la peor dictadura que tuvo el país y también con la presencia de familiares de algunos de los detenidos, llamó la atención la ausencia, por prescripción médica, en el banquillo de los acusados de los ex camaristas Romano y Miret.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 1, integrado por Alejandro Piña, Raúl Furcade y Juan Antonio González Macías, después del cuarto intermedio dispuesto al mediodía y cuando el reloj marcaba las 18.25, reinició el debate y fue la secretaria María Natalia Suárez la que dio lectura a la sentencia número 1718. Necesitó algo más de una hora para hacer referencia a cada uno de los hechos por los que fueron condenados.

Por primera vez, el aparato judicial que funcionó en la dictadura militar fue encontrado culpable y el detalle habla de 12 condenas a prisión perpetua; tres a penas que van de los 3 a 20 años de cárcel, mientras que tres de los acusados fueron absueltos y junto a dos que recibieron una pena de tres años, en forma condicional, recuperaron de inmediato su libertad.

Entre ellos, Antonio Garro, defendido por los abogados Carlos Reig y Fernando Lúquez, que fue detenido 24 horas antes de que se iniciara este juicio, el 14 de febrero de 2014 y que siguió el juicio por video conferencia desde Campo de Mayo.

Lágrimas y pañuelos 

En la sala, que mantuvo un respetuoso silencio a lo largo de toda la jornada, sólo se escucharon llantos de uno y otro lado. Unos al escuchar las condenas y otros al confirmar que, después de 40 años, la frase “ni olvido ni perdón”, con este fallo, se hizo realidad.

Y no faltaron las lágrimas en los ojos de algunas de las víctimas que, sin decirlo, deben haber revivido lo ocurrido en algunos de los centros de detención, como el D2, la cárcel o algunas comisarías del Gran Mendoza.

Las penas tuvieron una frase en común que los calificó como “delitos de lesa humanidad y cometidos en el contexto del delito internacional de genocidio”.

Y en uno de los últimos ítems de la extensa sentencia se declara que “los delitos cometidos en perjuicio de las personas” – y donde se menciona entre otras a Lidia Beatriz De Marini, Guillermo Marcelo Carrera, Margarita Rosa Dolz; Santiago José Illa, Alicia Beatriz Morales, Ángel Bartolo Bustelo, Daniel Hugo Rabanal, Luz Amanda Faingold, Marcos Garcetti, Rafael Morán, Roberto Roitman; Carlos Enrique Abihagle, Carlos Fiorentini y Horacio Julián Martínez Baca- “son tenidas por este Tribunal como víctima de delitos de lesa humanidad”.

Entre los invitados, en la sala, se vio a la vicegobernadora Laura Montero, el ministro de Justicia Dalmiro Garay, el rector de la UNCuyo Daniel Pizzi, la senadora del FIT Noelia Barbeito y más de un centenar de personas que ocuparon todo el perímetro de la sala y que al final se retiró con cánticos contra los condenados y los pañuelos blanco en alto.

Abogados Defensores de los familiares de los desaparecidos.

Uno por uno

Alcides París Francisca (ex comodoro de la Fuerza Áurea): prisión perpetua e inhabilitación absoluta y perpetua.
Paulino Furió (militar retirado): prisión perpetua e inhabilitación absoluta y perpetua.
Pablo José Gutiérrez (retirado de la Policía de Mendoza): prisión perpetua e inhabilitación absoluta y perpetua.
Oscar Bianchi (ex penitenciario): seis años de prisión e inhabilitación absoluta y perpetua.
Héctor Rubén Camargo Granda (ex policía): absuelto.
Rolando Carrizo (ex juez federal): prisión perpetua e inhabilitación absoluta y perpetua.
Armando Fernández (policía retirado): prisión perpetua e inhabilitación absoluta y perpetua.
José Antonio Fuertes (suboficial de Ejército): prisión perpetua e inhabilitación absoluta y perpetua.
Antonio Indalecio Garro (retirado de la Policía): 3 años de prisión con los beneficios de la libertad condicional e inhabilitación absoluta y perpetua.
Rubén Darío González (ex policía): 20 años de prisión e inhabilitación absoluta y perpetua.
Armando Guevara (ex comisario): 5 años de prisión e inhabilitación absoluta y perpetua.
Julio La Paz (agente de la policía): 20 años de prisión e inhabilitación absoluta y perpetua.
Mario Alfredo Laporta (militar retirado de la Fuerza Aérea):15 años de prisión e inhabilitación absoluta y perpetua.
Pedro Linares (ex penitenciario): seis años de prisión e inhabilitación absoluta y perpetua.

José Antonio Lorenzo (retirado de la policía): 3 años de prisión con los beneficios de la condenación condicional e inhabilitación absoluta y perpetua.
Dardo Migno (militar retirado): 20 años de prisión e inhabilitación absoluta y perpetua.
Ricardo Miranda (ex comisario general): 10 años de prisión e inhabilitación absoluta y perpetua.
Luis Miret (ex juez federal): prisión perpetua e inhabilitación absoluta y perpetua.
Diego Fernando Morales (sargento retirado de la policía): 15 años de prisión e inhabilitación absoluta y perpetua.
Marcelo Rolando Moroy (suboficial retirado de la Policía): 18 años de prisión e inhabilitación absoluta y perpetua.
Guillermo Max Petra Recabarren (ex juez federal): prisión perpetua e inhabilitación absoluta y perpetua.
Miguel Angel Ponce (policía retirado): absuelto.
Juan Carlos Ponce (comisario general retirado): absuelto.
Ramón Puebla (militar retirado): 20 años de prisión e inhabilitación absoluta y perpetua.
Luis Alberto Rodríguez (ex policía): prisión perpetua e inhabilitación absoluta y perpetua.
Otilio Romano (ex juez federal): prisión perpetua e inhabilitación absoluta y perpetua.
Miguel Angel Tello (policía retirado): prisión perpetua e inhabilitación absoluta y perpetua.
Carlos Tragant (coronel retirado): prisión perpetua e inhabilitación absoluta y perpetua.

Parte de los condenados.

 

 

 

 

Primer plano de los 4 ex jueces federales condenados.

 

El ministro de Gobierno y la Vice Gobernadora, entre los asistentes.

 

 

Desconsuelo entre los jueces condenados.

 

 

Ex juez Miret condenado.

 

 

No hay comentarios