Revelan millonarias pensiones de invalidez de ex miembros de las FF.AA. que están sanos

0
60

Autor: La Tercera

Programa Informe Especial de TVN denunció que ex uniformados obtienen este beneficio pese a que trabajan y gozan de buena salud. Uno de los favorecidos es Augusto Pinochet Hiriart, hijo del fallecido dictador.

El pago de altas pensiones por inutilidad de segunda clase a ex miembros de las Fuerzas Armadas que no presentan ninguna incapacidad física realizan la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (Capredena) y de la Dirección de Previsión de Carabineros (Dipreca), según denunció el programa Informe Especial de TVN.

El espacio reveló que entre los ex uniformados que reciben el beneficio previsional aparecen cuatro personas que están en el penal de Punta Peuco, condenados por crímenes de lesa humanidad. Todos ellos no acusaron problemas de salud antes de ingresar al recinto carcelario.

Las pensiones por inutilidad de segunda clase se otorgan a los miembros de Capredena que sufren un accidente en acto de servicio, enfermedades profesionales o padecen una enfermedad invalidante de carácter permanente. Estas dolencias deben impedir su capacidad de trabajo y la posibilidad de ganarse el sustento en ocupaciones privadas.

Casos

Uno de los casos que presentó el programa de TVN corresponde al de Emilio Neira, ex agente de la CNI, condenado por su participación en la Operación Albania. El ex uniformado, quien estuvo preso en Punta Peuco, recibe una pensión $ 2.605.979. Argumentó que tal beneficio se debe a que padece un “síndrome de estrés postraumático”, a causa del asesinato que cometió de dos personas al cumplir órdenes. Actualmente Neira trabaja en el sector privado.

Otro caso corresponde al ex oficial de Ejército Augusto Pinochet Hiriart, hijo del fallecido dictador Augusto Pinochet Ugarte, quien recibe desde 1979 una pensión de 900 mil pesos mensuales. En su defensa aseguró que fue aplastado por un camión. “Yo salí inválido y me costó años volver a caminar. Me recuperé pero no para seguir en el servicio”, manifestó.

El gran cuestionamiento sobre este tipo de pensiones que reciben los ex miembros de las FF.AA. radica en que no se exige que los beneficiados sean reevaluadas en su enfermedad o dolencia física. Sin embargo, en el régimen privado de pensiones, hay una reevaluación del grado de invalidez a los tres años.

Otro aspecto polémico son los montos involucrados, considerando que hay pensiones que superan los 6 millones de pesos, cantidades absolutamente incomparables al lado de las bajas jubilaciones del sistema privado.

La Ley de Presupuesto 2016 destinó cerca de 2.300 millones de dólares para pensiones de Capredena y Dipreca.

No hay comentarios