Pan para hoy, hambre para mañana.

0
235
La discusión está planteada con los ambientalistas y con mucha razón por el daño ambiental que ese proyecto indudablemente provoca. En una comuna pobre y con gran cesantía, algunos con exigencias inmediatas de trabajo, también con mucha razón piden que ese proyecto se apruebe desde el cual a lo mejor encuentran una fuente de trabajo. Por otra parte los grandes intereses envueltos, oscurecen la discusión  para sortear los problemas que se plantean, a fin de lograr capturar la enorme cantidad de recursos que le significa a los dueños de la minera Dominga, explotar 16 millones de toneladas, hasta agotarla dentro de los próximos 26 años.
La realidad para decirla en términos populares, “está mal pelado el chancho”. Yo no soy partidario en modo alguno del proyecto de explotación de la principal riqueza que tiene Chile, entregada a la voracidad de empresas extranjeras, pero me pregunto al menos porque unos y otros no miran al menos con más reflexión el tema de la explotación de la minera Dominga. Por lo menos miremos el mal menor, al dejar en privados una explotación estratégica, como es nuestro cobre, en manos extranjeras.
Los ambientalistas que quieren preservar los recursos del mar, el turismo y un ambiente saludable, ¿Por qué no exigen, que las 16 millones de toneladas de recursos naturales cobre,  salgan de nuestro país fundida y refinada en Chile?, todo lo cual evitaría la contaminación de nuestro mar y la fundidora  y refinadora, con elementos modernos anticontaminantes se instalase, distante de los pueblos. Por cierto el hecho de fundir y refinar en Chile daría más fuentes de trabajo directo e indirecto.
Los trabajadores que aspiran a una fuente de trabajo para combatir su cesantía, debieran saber que en el plazo de 26 años su fuente de trabajo se habrá extinguido con el agotamiento calculado de esta importante mina. Los trabajadores volverán a quedarse sin fuente de trabajo. ¿Por qué ellos no exigen al menos el pago de un royalty regional por la explotación de un recurso que le pertenece al país constitucionalmente, para que en la medida que se agote ese recurso natural no renovable, con ese royalty se construyan nuevas fuentes de trabajo y no repitamos lo del salitre, donde los trabajadores tuvieron que emigrar del norte cesantes y a constituir los cordones de pobreza de las grandes ciudades de nuestro país? . El pago de royalty existe en todos los países del mundo inclusive en Chile, pero no para la extracción de nuestros recursos naturales.
La diferencia entre impuestos, que van como recursos a todos los chilenos y la del royalty, es que este es un precio por el valor del recurso natural que le pertenece una parte, al menos a las regiones donde se explota esta riqueza y la otra a las arcas fiscales para contribuir al gasto general de un Estado. En la colonia se llamaba el 5° real que se le pagaba al dueño, entonces el Rey de España. Con los inicios de la república, este se utilizó para el desarrollo general del país. Pronto los intereses creados, hicieran que este se derogase. Por esas razones su nombre royalty de rey y en Chile regalía, también de una contribución al rey. En economía se llama renta minera. Solo Chile no la cobra, pero si la paga a los extranjeros por sus productos.
Jorge Lavandero.
Marzo 2017

 

No hay comentarios