Duro golpe a los descolgados

0
181

Se reitera ilegalidad de traslado de valores desde sucursales a cámara de compensaciones y viceversa por parte de tesoreros bancarios.

En junio de 2015 la Dirección del Trabajo declaró ilegal el transporte de valores en Banco Ripley, realizado por tesoreros desde las sucursales a la Cámara de Compensación de Cheques y otros Documentos (y viceversa) sin el resguardo de vigilantes ni medidas de seguridad adecuadas, afirmando que “cualquier disposición en su contrato de trabajo que establezca dicha obligación, es nula en razón de la ilicitud del objeto, materia que en todo caso será competencia de los Tribunales de Justicia.”

El pronunciamiento lo hizo a petición del sindicato de dicha empresa, afirmando que los tesoreros no cuentan con un vigilante que los acompañe, dinero para taxi, ni seguro contra accidentes o de vida ante la eventualidad de un asalto.

Disconforme con lo anterior, Banco Ripley solicitó a la Contraloría General de la República dejara sin efecto dicho pronunciamiento, acusando que la Dirección del Trabajo había excedido sus atribuciones y emitió un ordinario en circunstancias que correspondía un dictamen.

Pero la Contraloría respaldó a la Dirección del Trabajo. Afirmó que “la competencia que pudieren tener otros organismos para fiscalizar e interpretar el decreto N° 1.814, no obsta al deber de la Dirección del Trabajo de fiscalizar la sujeción a las disposiciones laborales que contiene la actividad que regula dicho texto normativo” (Dictamen N° 71.309 de 30 de noviembre de 2016). No obstante, determinó que correspondía se emitiera un dictamen, no un simple ordinario.

Debido a esto último, la Dirección del Trabajo emitió el Ord. N°6202/102 de 30 de diciembre de 2016, reiterando íntegramente lo señalado con anterioridad, dictamen que constituye la “doctrina institucional” del servicio en la materia.

No hay comentarios