EL 20% DE los trabajadoresven la búsqueda de una mejor calidad de vida laboral

0
217

Uno de cada tres sindicatos creados en 2016 está en el comercio, transporte o manufactura

En el país existen 11.577 organismos activos, de los cuales 2.314 se crearon en los últimos dos años, lo que representa 20% del total. El mayor número de sindicatos constituidos en 2016 se concentró en la Región Metropolitana, con 43% del total, seguida de Valparaíso y Los Lagos. 


El año 2016 fue un período activo para las organizaciones sindicales. Según la Dirección del Trabajo (DT), hasta el 30 de noviembre pasado se contabilizaban 1.124.507 trabajadores inscritos, un 7% más que en todo 2015 y un 20% sobre lo registrado en 2012, donde el total llegaba a 940.603 personas. “Aun cuando el dato de 2016 es preliminar, hay un aumento de la población afiliada, lo cual es una tendencia en los últimos seis años”, dicen en la entidad estatal.
A pesar de que la cifra va al alza, Mónica Fernández, socia de Tax & Legal de Deloitte y experta en materia laboral, advierte que la tasa de sindicalización en Chile sigue siendo baja: “La sociedad moderna es individualista y, por lo tanto, para que estas agrupaciones tengan un buen destino deben representar los intereses de su gente, lo que se desvía por provechos particulares o bien, por la obcecación de una u otra parte”. Considerando los datos del INE del trimestre móvil septiembre-noviembre, estos trabajadores representan el 14% del total de ocupados en el país.
El número de organizaciones activas también ha tendido a subir, según el informe de la DT. Hasta el penúltimo mes de 2016 había 11.577 entidades, 144 más de las que se contabilizaron en todo el ejercicio previo. En los últimos dos años se crearon 2.314 sindicatos, equivalente al 20% del total existente.
Más allá del total de organismos, expertos subrayan que la clave es evaluar el tamaño de los mismos. “Una agrupación fuerte permite a la empresa tener una interlocución con menos actores y por parte de los sindicatos es beneficioso, pues se evita la atomización del movimiento. La existencia de muchos grupos pequeños no permite tener una fuerza negociadora al interior de la empresa”, explican desde la DT.
El desafío está en atraer millennials
Para Claudia Salgado, académica del Centro de Relaciones Laborales de la Universidad Central, el problema actual no se da en los sindicatos con más historia, sino que en los más nuevos, donde se hace difícil mantener el número mínimo de interesados para que los grupos sigan activos en el tiempo. “Hay muchas empresas que han incursionado en la organización sindical, pero el quórum empieza a bajar, hasta que llega a un nivel en el que se hace inviable su funcionamiento”, apunta Salgado.
Para constituir un sindicato en una empresa de más de 50 trabajadores, se necesitan 25 personas y que ellas representen a lo menos el 10% de la plantilla. Ahora bien, si son más de 250 afiliados, no importa el porcentaje que representen. En caso de ser una firma que no tiene la figura previamente, se puede levantar con ocho miembros, pero tienen como plazo un año para completar el requisito anterior. “Si no lo logran, caduca la personalidad jurídica del sindicato”, indican en la DT.
Según cree la académica de la Universidad Central, esta situación se debe muchas veces a presiones de los mismos empleadores. Fernández, por su parte, indica que el escenario se explica porque los sindicatos no han logrado adentrarse en la realidad laboral chilena: “Les falta conocer más lo que la masa de trabajadores quiere, hay toda una generación de millennials a los que no les interesa cuál es el sistema de control de jornada, sino que quieren trabajar desde la casa y con otro tipo de beneficios, por ejemplo”, indica.
Comercio lidera presencia sindical
Entre las actividades económicas donde hay mayor presencia sindical destaca el comercio. Es el rubro con el mayor número de afiliados, más agrupaciones creadas en 2016 y en las activas queda en segundo lugar, con ocho menos que el sector de transporte, almacenamiento y comunicaciones, según la DT.
“En este rubro, la gente es clave, a diferencia de la minería, por ejemplo, donde las maquinarias tienen una gran injerencia en la productividad y ganancias de la empresa. Por lo tanto, en el retail, que los trabajadores estén bien representados y tengan poder de negociar es especialmente importante”, explica Fernández.
Comercio, junto con transporte, almacenamiento y comunicaciones, y la industria manufacturera, concentran el 33% de los 1.020 organismos creados a noviembre de 2016, con un total de 127, 122 y 86 iniciativas, respectivamente. Es decir, una de cada tres agrupaciones constituidas en los primeros 11 meses del último año están en esos tres rubros.
Entre las actividades con mayor crecimiento destaca enseñanza, donde el número de afiliados subió 45% entre 2011 y 2015, mientras que en organizaciones activas lo hizo en un 28% en igual lapso. A noviembre último se registraron 957 grupos y 71.549 personas.
En términos geográficos, el mayor número de sindicatos constituidos en el período de 2016 se concentra en la Región Metropolitana, que acapara el 43% del total. Mientras, las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Atacama, La Araucanía, Aysén y Magallanes llegan al 1%, respectivamente.
En tanto, del total de sindicatos creados entre enero y noviembre de 2016, el 62% es de empresa, es decir, que agrupa a los trabajadores de una misma firma. En esta categoría también se incluyen las agrupaciones de los distintos establecimientos o sucursales que tenga la compañía. “Hasta ahora, es el único donde la negociación colectiva no es voluntaria por parte del empleador”, indica Fernández.
Con la reforma laboral, los sindicatos interempresas -que agrupan a trabajadores de dos o más empleadores distintos, como los contratistas de la minería, por ejemplo- también tendrán derecho a negociar. “Es para sindicatos de grandes empresas, que agrupen a personas que se desempeñen en el mismo rubro y con el mismo requisito de quórum de los sindicatos por empresa”, concluye Salgado.
fuente: EYN.

No hay comentarios