¿Se pueden evitar las llamadas molestas que ofrecen servicios?

0
165

Hasta cinco llamadas diarias de empresas que ofrecen productos o servicios ha recibido Claudio Fuentes. El ingeniero asegura que la situación se ha vuelto una molestia, sobre todo porque no entiende de dónde sacaron su número de teléfono.

“Me llaman todos los días, al menos una vez al día, de distintas empresas para ofrecer cosas. Es bastante molesto, porque a la mayoría nunca les he dado mi teléfono, ni correo, nada”, cuenta.

Lo que más le molesta es la insistencia. “Les he dicho varias veces que me borren de su base de datos, dicen que lo harán, pero al día siguiente me llama otra persona y sigue el asunto. Me han llamado en horas poco prudentesy aunque les digo que no me interesa, insisten”, detalla.

Una situación similar vivió Áurea Maldonado, quien soportó durante más de un mes llamadas insistentes en donde le preguntaban por otra persona. Pese a explicar que se trataba de un error y pedir que corrigieran la situación en la base de datos de la empresa, continuaron llamándola. “Puse un reclamo en el Sernac y me contestaron que se contactaron con la empresa. Me enviaron una carta con una disculpa y nunca más me llamaron de ahí. Pero me siguen llamando de otras partes para ofrecer servicios”, indica.

El abogado penalista Daniel Stingo explica que “aunque está prohibido, es costumbre la compra y venta de bases de datos entre las empresas. El problema es que no hay una entidad que persiga estas malas prácticas. Si bien hay una ley sobre protección de datos, ésta no es suficientemente dura”.

La Ley 19.628 sobre Protección de la Vida Privada, en su artículo 7 estipula que “las personas que trabajan en el tratamiento de datos personales, en organismos públicos o privados, están obligadas a guardar secreto sobre los mismos, cuando provengan o hayan sido recolectados de fuentes no accesibles al público”.

En ese sentido, Stingo precisa que si bien la ley establece y busca sancionar las malas prácticas en torno al traspaso o venta de bases de datos, no fija claramente las sanciones para ello. “Además, es complejo perseguir a quienes realizan estas prácticas y es muy difícil controlar que las empresas no realicen llamados”, señala.

“Se puede acudir a la justicia para denunciar a la empresa particular que molesta. Pero eso implica gasto de tiempo y dinero”

Desde el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) precisaron que la transferencia de datos puede efectuarse sólo cuando la ley lo autorice o cuando el titular de los mismos entregue su consentimiento.

Sin embargo, excepcionalmente, “no requieren autorización para su tratamiento los datos que consten en fuentes de acceso público o sean necesarios para comunicaciones comerciales, como cuando los datos de los consumidores consten en guías telefónicas, listas de inscritos en colegios profesionales, registros públicos de organismos estatales, entre otros”.

QUÉ HACER

Para Maldonado la solución fue acudir al Sernac, que actuó como mediador y logró que se detuvieran las llamadas por la confusión con otra persona. Esto, porque la Ley del Consumidor sanciona a las empresas que no respetan los términos informados, causan daño a los consumidores o incluyen cláusulas abusivas en sus contratos.

Los clientes pueden ingresar a la web del servicio (www.sernac.cl) y dejar su reclamo en la aplicación “No Molestar”.

En cuanto a la molestia del resto de llamadas, la mujer tuvo que “bloquear los números que me llaman constantemente o identificarlos con algún nombre y así no contestar”, precisa.

El abogado dice que “se puede acudir a la justicia para denunciar a la empresa particular que molesta con sus llamadas y, en caso de ganar, también se podría pedir una indemnización. Pero eso implica gasto de tiempo y dinero en un abogado”.

En ese contexto, el experto aconseja realizar una denuncia colectiva. “Si varias personas se agrupan, el trámite no saldría tan pesado”.

LA LEY ACTUAL ESTÁ MAL EVALUADA Y HAY UN NUEVO PROYECTO EN CAMINO

A principios de octubre el diputado y presidente del Comité de Evaluación de la Ley de la Cámara Baja, Pablo Lorenzini (DC), presentó un informe en donde se da a conocer una serie de falencias que presenta la norma. “Es una ley que está desactualizada a los tiempos. La tecnología asociada a la información la ha dejado prácticamente obsoleta. Es necesaria una normativa que establezca penas claras para quienes no respeten la privacidad de las personas”, señala Lorenzini.

El diputado asegura que “el Ministerio de Hacienda trabaja en la elaboración de un nuevo proyecto, el que esperamos sea presentado durante este mes o a principios del próximo año”.

El informe de evaluación de la Ley 19.628 se encuentra disponible en la página web www.evaluaciondelaley.cl.

 

Fuente: LaHora

No hay comentarios