Pablo Correa: “El Sernac es de las últimas prioridades dentro de la supervisión financiera”

0
109

Listo para ser revisado por el Tribunal Constitucional quedó el proyecto que crea la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), organismo que viene a reemplazar a la Superintendencia de Valores y Seguros pero, que en el marco de la modificación a la Ley General de Bancos, se verá si asume las responsabilidades de la superintendencia del sector (SBIF).  La decisión del Gobierno de crear la instancia para adoptar una supervisión consolidada pero manteniendo los silos, tomó por sorpresa al mercado, pero finalmente fue aplaudida. Con todo, quedan una serie de inquietudes, todas relacionadas con la SBIF y esta CMF. Para el economista y director ejecutivo de Denk Consultores, Pablo Correa, “como quedó establecido, más que absorber a la SBIF, tendrá que mantener la capacidad específica que hoy tiene cada una de las superintendencias”.

¿Qué le parece cómo quedó finalmente la CMF?

-Salió el 50%. No es un mal proyecto, estaba pendiente hace mucho tiempo, desde la época de Guillermo Larraín. Pero sin lugar a dudas podría haber salido mejor. Hay un montón de cosas que no se resuelven, y por otra parte, hay algunas que habrá que esperar hasta la implementación para ver si la técnica legislativa fue correcta, o tendremos que corregir. Hay algunas potestades y atribuciones que se podrían haber solucionado de mejor forma, como una mejor o mayor separación de funciones entre lo que hará la comisión y los remanentes de las superintendencias.

¿Qué 50% quedó afuera?

-Cuando se tomó la decisión de unir o sacar el apellido de valores y seguros para reemplazarlo por “Comisión”,  se podría haber solucionado mejor con una supervisión consolidada, más integral.  No queda bien resuelto respecto de cuáles serán las atribuciones de los remanentes de las superintendencias. Yo la hubiera dejado con roles fiscalizadores en terreno, y  que la comisión sea la que vea los aspectos regulatorios, normativos, de definición de perímetros. El otro problema que se podría llegar a producir es una confusión respecto de donde se acaban las atribuciones de las superintendencias y donde comienzan las de la comisión.

¿Cómo quedó de cara a absorber a una SBIF?

-Como quedó establecido, más que absorber a la SBIF, tendrá que mantener la capacidad específica que hoy tiene cada una de las superintendencias. No se prevé un traspaso de toda la tecnología regulatoria que hoy pueda tener la Superintendencia de Bancos a la Comisión, en ese sentido esto viene a crear una capa administrativa que estará por encima de la SBIF. Acá no se resolvió en forma decidida la separación entre la función de un regulador que ve la norma y el funcionamiento del sistema, de la de un fiscalizador.

Tampoco quedó definido si se mantendrán las intendencias, eso lo resolverá la misma CMF.

-Por eso decía que aún está por verse, y habrá que esperar a la implementación. Pero es curioso que exista una estructura administrativa que pueda ser tan flexible en el tiempo. Ahora, claro que puede funcionar (está como ejemplo el Banco Central), pero para eso se necesita tiempo y que la institución se vaya fortaleciendo a sí misma.

Respecto de la discusión sobre el gobierno corporativo de la SBIF, se argumentaba para optar por la figura de un Superintendente, la rapidez para resolver sobre una crisis bancaria. ¿Es acertada la decisión de adoptar un cuerpo colegiado?

-No tengo claro donde quedarán radicadas las funciones de intervención bancaria, si en la Comisión o en los remanentes de la SBIF. Por eso digo que se resolvió un 50%. Ahora,  creo que la pregunta es cómo preferimos que sea la ley de bancos.  Si se quiere una LGB bastante generalista, y por tanto que el organismos sectorial tenga facultad de interpretar y dictar nueva norma, prefiero tener un gobierno colegiado.  Si por otra parte tienes un LGB muy precisa y rígida y el rol de la autoridad bancaria es fiscalizar, bueno, tengamos un superintendente. No me complica tener un Consejo si por ejemplo, en el tema de resolución bancaria modificas  el capítulo XV de la LGB, y generas mecanismos de intervención temprana. Si tienes éstas facultades, no debieses verte enfrentado a una tomar una decisión clave sin tiempo.

¿En el fondo, esto se interpreta como que la LGB tendrá mucho espacio para emitir nuevas norma?

-Justamente.

¿Dentro de esta estructura, conviene meter al Sernac?

-Acá nada es blanco y negro, pero creo que hay un montón de otras instituciones dentro del mercado financiero que debiesen ser prioridad antes que el Sernac. La Superintendencia de Pensiones en  alguna de sus funciones, la regulación de las cajas, del retail financiero, todo lo que tiene que ver con infraestructura del mercado de valores  que hoy día tiene más bien una autorregulación. Creo que el Sernac es de las últimas prioridades dentro de la supervisión financiera.

Fuente: Pulso

No hay comentarios