Fin del monopolio de Transbank va a tener que esperar un par de meses más

0
229

En junio de este año, El Mostrador Mercados informaba que después de años de polémica, finalmente se acababa el monopolio de Transbank.

El empresario Andrés Navarro y el ex presidente de Banco Estado, Javier Etcheberry, entraban con Multicaja a darle competencia al monopolio más cuestionado de Chile y el más difícil de romper.

Hace casi una década que el también ex director del SII, junto a Sonda, Consorcio y otros socios, quería entrar a competirles a los bancos. La idea era que Multicaja, su empresa de transacciones bancarias, se sumara a la red de medios de pago en Chile. En total, los socios invirtieron US$ 30 millones para lanzar el proyecto.

En una primera etapa aceptaría tarjetas de crédito y prepago (en comercio físico y online) emitidas tanto local como internacionalmente y, en el futuro, también las tarjetas de débito.

Multicaja debía entrar en operación en octubre de este año, pero la empresa ha encontrado obstáculos para comenzar a operar. Fuentes que conocen el problema afirman que es la banca la que está demorando al proyecto de Etcheberry y Navarro y que ahora se no podrá comenzar a operar sino hasta 2017.

“A pesar de que la empresa cumplió con los requerimientos de MasterCard, esta operación que afecta a más de 30.000 comercios afiliados todavía no se puede implementar, lo que mantiene el monopolio de Transbank en la industria”, acusó Multicaja a través de un comunicado.

Hace años que Etcheberry ha liderado la batalla para romper el monopolio de Transbank, siempre chocando con la oposición de los bancos, de Visa y Mastercard, como asimismo con los reguladores.

Chile es uno de los pocos países en que hay una sola red para recibir pagos con tarjetas bancarias.

Transbank es una Sociedad de Apoyo al Giro (SAG), que es controlada por los principales bancos del país y que en 2010 ganó apenas $1.100 millones, es decir, poco más de US$ 2 millón. La cifra es menos del 0,05% de lo que ganó este sector ese mismo año (casi US$ 3.500 millones) y parece ser irrelevante.

Pero las comisiones que cobra Transbank al comercio no van a su última línea sino directamente a los bancos, y llegan al resultado disfrazados en la contabilidad, asegura un ejecutivo del sector. Este tipo de situaciones es parte de los cuestionamientos que han surgido a las SAG, aunque el centro de las críticas es Transbank.

La firma es propiedad de siete bancos, pero el 60% está en manos de los dos más grandes: Santander y Banco de Chile.

Desde 2012 que los reguladores han venido estudiando alternativas para introducir competencia a Transbank y a la larga lista de sociedades de apoyo al giro que tienen los bancos, entre ellas, Redbanc (giros en efectivo en cajeros automáticos y administración de comercios para pagar con tarjetas de crédito y débito), Nexus (emisión de tarjetas), Sinacofi (datos) y Servipag (pago de servicios).

En el comunicado de ayer, Multicaja dice que, para el mercado de tarjetas de crédito, la empresa “ha cumplido con todos los desarrollos y certificaciones requeridas por MasterCard y esta última, a su vez, ya tiene desarrollado su switch para interconectarse con los emisores”. Y, a pesar de ello, “las adecuaciones operacionales requeridas para concretar dicha interconexión han presentado retrasos entre las partes más allá de lo estimado inicialmente”.

Con respecto a las tarjetas de débito, Multicaja señala que ya en enero de este año había solicitado al Banco Central que autorizase a su filial Iswitch “para actuar como operador de tarjetas de débito bajo un modelo de adquirencia pura (sin requerir un contrato con un emisor). Bajo ese modelo de operación, Multicaja asumirá responsabilidad de pago ante los comercios afiliados, y es por ello que esta filial efectuó un aumento de capital que le permitió llegar a un capital pagado por un monto superior a las 400.000 UF”.

Pero para el otorgamiento de la referida autorización se requería que el BC “modificase la normativa vigente relativa a las tarjetas de débito, permitiendo que operadores como Multicaja, que no están vinculados a emisores, puedan operar bajo un esquema de competencia de redes de adquirencia/operación (modelo de 4 partes) al igual como ocurre en el resto del mundo y que por lo demás está expresamente autorizado por el Banco Central respecto de las transacciones con tarjetas de emisores internacionales”.

La empresa explica que una vez que el Banco Central proceda con esta modificación y autorización, “los emisores de débito MasterCard deberán adecuar sus sistemas operacionales para interconectarse con el switch de MasterCard, por lo que el plazo de entrada de la operación de débito dependerá también del tiempo que se tomen los emisores en finalizar dicha interconexión”.

Multicaja hace hincapié en que, a esta fecha, “ya está lista operativamente para procesar estas transacciones, pero está a la espera que se resuelva lo anterior”.

Y agrega que “desde Multicaja esperamos que se resuelva pronto este retraso que se debe a motivos ajenos a nuestra voluntad y que ha ocurrido a pesar de que tanto MasterCard como Multicaja han cumplido con el itinerario inicial comprometido, pues afectan a nuestros comercios asociados y a los miles de comercios adicionales que se han contactado en estos últimos meses para incorporarse a nuestra red”.

 

Fuente: ElMostrador

No hay comentarios