Ex embajador y lobbista DC reconoce delirantes asesorías a SQM: por teléfono y de 30 segundos

0
233

FUENTE: EL MOSTRADOR.CL

El histórico asesor declaró en septiembre ante la Fiscalía y reconoció que los “servicios” que prestó a la minera no metálica, ligada a Julio Ponce Lerou, fueron entregados exclusivamente a la secretaria de la compañía, que fue quien lo llamó y con la que pactó 3 millones de pesos mensuales por asesorías sin contrato. Según su testimonio, los únicos respaldos escritos son informes realizados luego de que estallara públicamente el escándalo de los casos de financiamiento irregular, los que jamás llegaron a SQM.

 

No hubo contratos ni plazos. Solo llamados telefónicos y un informe de respaldo que jamás llegó a SQM, sino que fue generado solamente después del estallido de los casos de platas políticas.

Así fueron las asesorías que prestó el ex embajador y reconocido lobbista DC Carlos Tudela Aroca a la minera no metálica vinculada a Julio Ponce Lerou, según él mismo relató a las 10:20 de la mañana del 6 de septiembre pasado ante la Fiscalía. Allí dio sus testimonio ante los fiscales Paola Castiglione y Claudio Rebeco, casi tres meses después de que fuera formalizado por delitos tributarios, entre los que se cuenta la facilitación de boletas y facturas ideológicamente falsas.

El abogado aseguró ante los fiscales que no conoció al ex gerente general de la minera, Patricio Contesse. “Nunca he estado con él”, ya que según aclaró fue la secretaria de este, Katherine Bischof, quien lo llamó por teléfono para “hacer un seguimiento legislativo de la Comisión de Minería de la Cámara de Diputados. Querían saber los proyectos, las agendas, los asistentes, el desarrollo de lo que pasaba en la Comisión de Minería”. No solo eso: el negocio lo cerró con ella y jamás tuvo contacto con su jefe ni con nadie más de SQM. La insólita versión de Tudela detalla además que todos los contactos y servicios prestados se hicieron telefónicamente, nunca en persona.

De esta forma, los servicios que prestó fueron “por teléfono, hablé permanentemente con ella durante 5 meses. Indistintamente, ella me llamaba y me consultaba, fundamentalmente la Comisión de Minería que funcionaba una vez por semana, y lo que ocurría en la Sala. Yo fijé el honorario. Y ella aceptó en el marco de una conversación telefónica. Yo pedí $ 3.000.000 brutos mensuales. En un principio no sabía que ella era la secretaria del Gerente General. Pensé que hablaba con una funcionaria de SQM simplemente”, aseguró el ex embajador DC en Singapur en su declaración, a la que accedió El Mostrador.

Llamado millonario

Una llamada. Un pago. El tiempo, relativo. Ese era el servicio de Tudela sobre seguimiento legislativo. Cuando los fiscales le preguntan cómo se acordó la forma de este servicio y su frecuencia o duración, el lobbista planteó lo siguiente: “Se acordó hacer el seguimiento legislativo y que yo debía informarle a ella directamente”. ‘¿Cuánto duraban las conversaciones?’, le consultaron. “Depende, a veces medio minuto cuando estaba ocupada, otras veces media hora a 45 minutos”. El ex embajador no dudó acerca de las competencias de Katherine Bischof, pese a solo escucharla por teléfono, ya que le “hacía consultas y a veces tomaba nota, porque me pedía tiempo para anotar”.

Tudela también se refirió a las boletas emitidas por su hijo por unos informes realizados –pero no entregados a SQM–, por lo cual fue querellado por el Servicio de Impuestos Internos (SII) por emitir a SQM cuatro boletas por un total de 12 millones de pesos.

Al hijo de Tudela la Fiscalía además le imputa la emisión de una factura rectificada por SQM, proveniente de la empresa Servicio de Visión y Gestión Estratégica Limitada, que su padre fundó junto a sus hijos en 2012.

El asesor no recuerda sobre qué eran los informes. “Fue una combinación de los seguimientos que yo hacía de la comisión y mi hijo de investigación”, señala en su declaración. Consultado por cómo respaldó dichos trabajos, afirmó que en un principio él estaba solo y que con su hijo comenzaron a trabajar juntos, sumándose más tarde su hija. “En un principio yo le pedí a mi hijo que se hiciera cargo de esa cuenta y que él emitiera boletas profesionales”, detalla.

Asesorías telefónicas

A las versiones de otros involucrados en los casos de platas políticas que afirman haber realizado solo asesorías verbales sin respaldo, el testimonio de Aroca agrega una modalidad aún más insólita: informes realizados por teléfono.

El propio Tudela reconoce que estos se “respaldaron” en papel solo después de conocidos los casos de financiamiento irregular. “Mi hijo se encargó de resumir estas asesorías que yo había prestado por teléfono y entregó unos informes al SII cuando lo solicitaron… A mí me pareció oportuno que a raíz de lo que estaba ocurriendo, confeccionáramos unos informes (después de prestado el servicio del llamado telefónico) ”.

Informes que jamás llegaron a la minera no metálica. Consultado por este escenario particular, el ex asesor parlamentario no recuerda exactamente cuándo se hicieron, pero indica que fueron un poco antes de que su hijo fuera citado a declarar ante el Servicio de Impuestos Internos en 2015.

Los fiscales a cargo de la diligencia le preguntaron al lobbista DC sobre los otros miembros del partido que están vinculado al caso SQM de forma directa o a través de familiares, como Marcelo Rozas o Roberto León (cuyo hijo emitió boletas ideológicamente falsas, según la Fiscalía). Carlos Tudela recurrió a un argumento que varios han utilizado: “No sabía, me enteré por la prensa”, afirmó.

Misma respuesta para la situación de los hijos del senador Jorge Pizarro, querellados y formalizados en esta indagatoria por las facturas emitidas a SQM a través de Ventus Consulting, afirmando que “no sabía que recibían pagos de SQM, ni siquiera sabía de la existencia de Ventus”.

Respuesta que generó incredulidad en los persecutores, que replicaron de inmediato.

–¿Usted le solicitó a su hijo retirar desde las oficinas de SQM un cheque en pago de una factura de Ventus? –preguntaron los fiscales.

–Sí. Es que nunca supe de la existencia de VENTUS. Cuando me llama uno de los hijos de Pizarro, no recuerdo cuál fue y me dijo “tío, me puede retirar la factura”. Yo le dije a mi hijo Carlos que lo retirara. Ahí me enteré. Mi hijo me entregó el cheque, y luego yo se lo entregué a Sebastián (Pizarro Cristi).

No hay comentarios