PULSO SINDICAL Nº 303

0
624

PULSO SINDICAL Nº 303 DEL 01 AL 10 DE ENERO DE 2016

Se inició el año 2016 y todo parece seguir igual. Escasamente sorprendida por uno y otro escandalo, la población parece no darse cuenta de lo que pasa y mientras se sacude de la fiebre consumista del fin de año, traslada sus intereses y preocupaciones a donde y como veranea. Y todo por obra y gracia del sistema y su propaganda venenosa.

Horas y horas de televisión, decenas de paginas de los diarios y muchos reportajes en radioemisoras, para dar cuenta de cómo “los chilenos recorren el país o visitan lugares paradisíacos en países cercanos”. Pura falsedad, lo único cierto es que “esos chilenos” no representan ni siquiera al 10% de nuestros compatriotas.

El resto a pasar un nuevo verano bajo los grifos o salvados por las mangueras, porque ir a hacinarse a los pocos lugares de esparcimiento colectivo no parece ser ya una posibilidad cierta de relajarse un poco. Y sin embargo seguimos silentes.

Es que no resulta lógico que mucho más de un millón de ciudadanos haya estado largas horas de pie, para presenciar espectáculos de fuegos de artificio en distintos lugares de Chile, mientras apenas algunos miles seguimos tozudamente expresándonos contra las AFP, exigiendo justicia para Matías Catrileo y Juan Pablo Jiménez, poniendo al descubierto la pobreza e inequidad de las mal llamadas reformas laborales.

Tenemos claro lo que tenemos que hacer quienes nos rebelamos contra el sistema. Lo que nos falta es ponernos a buscar con urgencia  las razones de la apatía de nuestro pueblo. Quizás si junto a los sesudos y justos diagnósticos y análisis de coyuntura, debemos planificar alguna salidita a la puerta de las empresas para explicar lo que está pasando a quienes sufren la prepotencia del capital.

Probablemente muchos compañeros y compañeras están con la mierda hasta el cogote pero aún nadie llega a explicarles como se pueden organizar en sindicatos y presentar proyectos colectivos de trabajo.

¿No sería bueno que, además de marchas y marchas que nadie muestra y pasan desapercibidas para el común, se imprimieran miles de Pliegos de los Trabajadores del CIUS y se entregaran en plazas y poblaciones, aprovechando de explicarle a la gente que todo seguirá igual si es que no reacciona?

En lo personal creo que no basta con tener la certeza de lo que está pasando, sino que es necesario llevar esas conclusiones al mayor número de personas y desarrollar  con ellas la discusión. En cualquier lugar se puede y se debe hacer.

Fuimos con un compañero al banco hace algunos días y en la fila nos pusimos a discutir sobre las reformas laborales. El centro del tema era que los compitas de la CUT se están haciendo los guevones por que esas reformas.- que ya son malas como salieron de la cámara de diputados – las acordaron ellos con el gobierno y los partidos de la Nueva Mayoría y ahora se andan haciendo los ofendidos por que la están cambiando en el Senado.

Varios reaccionaron y se hicieron parte de la conversación y expusieron a viva voz que la cosa está mala e incluso dijeron que nos faltan lideres para que hagan propuestas.

¡¡¿Faltan lideres!!?, No compañeros, no falta nadie, estamos nosotros para explicar a los trabajadores. Si tenemos la película clara solo debemos juntarnos con otros y comenzar a alimentar la caldera de la gran locomotora que pondrá en movimiento el descontento.

Así se lo dijimos a un dirigente de Lan Chile y a otro de DHL. No faltan líderes, solo nos faltan ganas y espíritu unitario, para reunir a todos los descontentos y comenzar a marchar.

Acciones como esta se deben repetir en todo lugar y a toda hora. Es la tarea del 2016.

Quiero compartir con todos una gran jornada que vivimos entre el 28 y el 30 de diciembre en Punta Arenas. Decir primero que no llegaron todos los que debían llegar pero que fue una actividad fructífera, con una importante cobertura de la radio Presidente Ibáñez y de Polar, radio y televisión, lo que permitió que miles de trabajadores y sus familias conocieran la verdad sobre las reformas laborales y puedan comenzar a compartirla con otros.

Tuvimos también la ocasión de presentar el libro “1° de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores, un largo camino de organización y lucha”. Contrariando las normas el libro fue presentado por la dirigente Sindical Alejandra Treigel y la trabajadora del Unimarc Karen Sepúlveda.

Ellas pusieron el énfasis en lo importante que resulta que conozcamos de nuestra historia de trabajadores y aunque dijeron haberse complicado con Modos de Producción, concluyeron que era muy importante conocerlos y mas aún saber que cada pedacito de organización requirió de esfuerzo y entrega de miles como nosotros.

Allá, en Punta Arenas pudimos ver como la familia se compromete con una actividad y participa de ella. José estuvo acompañado de su esposa. Su nuera y Millaray un hermoso solcito de 8 años que ya apoyaba pasando los cuadros del power point, ofreciendo café y preguntando cosas a su abuelo. Aliro se puso con deliciosa empanaditas de cóctel, Fredy contagiando con su alegría.

Que gran ejemplo de trabajo, con que ganas se retorna uno a contar a los que están algo alicaídos que queda todo por hacer, que las cosas están ahí, al alcance de la mano, que solo tenemos que perseverar y perseverar, por que la victoria será nuestra.

¿Es que acaso se descubrió algo nuevo cuando quedó al descubierto en estos días el mecanismo sui – generis inventado por los diputados para anticiparse el sueldo, o tendremos algún cambio en el funcionamiento del país por que se supo que también los senadores tenían un mecanismo de prestamos y anticipos?

Lo mismo podríamos preguntarnos ante la nueva denuncia de colusión o  por las “condenas” a que serán sometidos los que hicieron negociados con boletas y facturas, sanción que ya se puede intuir luego del “castigo” a Jovino Novoa.

Estamos viviendo hace mucho tiempo en un país podrido y preocupa que cualquiera sea el escándalo que queda al descubierto la población no se de por aludida. Machaquemos y machaquemos con esto de la necesidad de rebelarse contra el sistema, por que este sistema nos lleva al despeñadero.

Comienza la crisis del ciclo venturoso de la economía, se anuncian perdidas de miles de puestos de trabajo en la minería y después habrá cesantes en otras áreas por que bajará el consumo y no podemos quedarnos sentados mientras esto sucede.

Invitamos a pedir y difundir el Pliego de los Trabajadores del CIUS. Hay que comenzar a exigir al Estado las cuestiones básicas necesarias para todo trabajador y de las que no todos disfrutan, como son locomoción y colación diarias, gratificación garantizada.

No hay que descuidarse en las negociaciones colectivas que se vienen, tomen resguardos asegurando las 8 horas diarias de trabajo continuas, los descansos en domingo, el tiempo del cambio de uniforme, el pago de los patrones del aporte del seguro de cesantía y comencemos a exigir que la empresa se haga cargo al menos de un tercio de la carga previsional.

Ya lo ven, se inicia el año y las exigencias se han multiplicado, no podemos sino seguir  dándolo todo, invitando a otros a dar la lucha.

MANUEL AHUMADA LILLO

Presidente C.G.T. CHILE

No hay comentarios