Sindicato de La Araucana reporta más de 700 despidos en las últimas semanas

0
376

Instancia manifestó a la Dirección del Trabajo su preocupación por el futuro laboral de otros 1.600 funcionarios. Además, otros trabajadores de la Caja han recibido ofrecimientos para reducir sus salarios a cambio de conservar sus empleos.

Más de 700 trabajadores de La Araucana han sido despedidos en las últimas semanas. Así lo comunicó ayer el sindicato de esa Caja de Compensación en una reunión con el director  del Trabajo, Christian Melis, a quien también le planteó el temor por el futuro laboral de 1.600 funcionarios.

“La directiva sindical expuso que en las últimas semanas más de 700 trabajadores han sido despedidos en medio de una grave crisis económica que tiene a la Caja de Compensación a punto de caer en cesación de pagos, luego de que días atrás no pudiese cubrir con la banca $ 46 mil millones y se estima que tampoco podrá hacerlo el próximo 15 de este mes con otros $ 45 mil millones”, detalló la Dirección del Trabajo (DT).

El escenario que enfrenta La Araucana es tan complejo que, el 30 de octubre, fue intervenida por la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso). Esto implica que un profesional externo, Robert Rivas, en su calidad de interventor, tendrá hasta el 30 de abril de 2016 el gobierno de la entidad, asumiendo las funciones del directorio y del gerente general.

Los despidos, en todo caso, fueron previos a la llegada del interventor, señaló un conocedor del caso. “Fueron parte del plan de reestructuración para generar liquidez”, dijo.

Otros funcionarios de la Caja, informó la DT, han recibido ofrecimientos para reducir sus salarios a cambio de conservar sus empleos. “El Sindicato también está inquieto por la falta de información oficial sobre el estado real de la empresa de parte del interventor, lo que mantiene en total incertidumbre a los trabajadores”, agregó.

Más preocupación

La Suseso consignó que la Caja manipuló sus Estados Financieros de 2014, presentando resultados favorables al mercado, lo que le permitió acceder a mejores condiciones de financiamiento y dar bonos por desempeño a la alta administración. Además, detectó desvíos de recursos de origen fiscal que debían destinarse al pago de subsidio maternal.

Entre los acreedores, bancos y bonistas, se han acentuado las preocupaciones, detalló una fuente: “hay mucho secretismo y falta de información”. Otro conocedor del caso sostuvo: “¿cómo es posible que las autoridades financieras estén fuera de esto y lo hayan dejado sólo en manos de la Suseso, que no alcanza a cubrir la envergadura del problema?”.

En este contexto, los bonos de la serie A se dejaron de transar al 90% del valor par, que es el porcentaje del precio actual sobre el precio real de la deuda. Es decir, si la deuda del bono es 100, hoy se vende a 90. Los bonos de la serie E se han transado recientemente al 59% del valor par y los de la serie B lo hicieron al 53,95% del valor par. Con todo, la fuente indicó que “esto ratifica que el problema de la caja es de gobierno corporativo y no de solvencia; de lo contrario, pagarían cero”.

No hay comentarios