El MSICG publica su edición especial de la revista “Libertad Sindical en Guatemala: La Voz de las Mujeres”‏

0
373

MOVIMIENTO SINDICAL, INDIGENA Y CAMPESINO GUATEMALTECO (MSICG) / Web

El MSICG publica su edición especial de la revista “Libertad Sindical en Guatemala: La Voz de las Mujeres”

Informaciones del MSICGeditadas en Rebanadas:

Rebanadas de Realidad – MSICG, Ciudad de Guatemala, 28/10/15.- En Guatemala el ejercicio de los derechos sindicales como instrumento para lograr mayor justicia social constituye para quienes lo ejercemos y para nuestras familias riesgos que resultarían impensables en cualquier sociedad que se precie de ser, al menos, formalmente democrática y los mismos se incrementan cuando se ejercen por compañeras dirigentes mujeres quienes tienen que enfrentar además de los riesgos propios de la libertad sindical el machismo, el patriarcado y la violencia generalizada hacia las mujeres que es estructural en el país.

Aunque el MSICG como central democrática y sociopolítica desde su surgimiento ha garantizado en sus disposiciones estatutarias la igualdad real de las mujeres en un 50% de los cargos de dirección nacional, regional y local y en la práctica estas ocupan cerca del 70% de los puestos de dirección, los retos que enfrentan para ejercer el sindicalismo en los centros de trabajo y en la sociedad siguen siendo sumamente difíciles.

En este contexto, la publicación que hoy presentamos es un homenaje desde el MSICG a las dirigentes mujeres que día a día luchan en un clima adverso por promover la justicia social y defender el derecho de todos y todas a vivir con la dignidad que como seres humanos merecemos.

Desde la perspectiva de las compañeras dirigentes del MSICG esta publicación aborda el significado de ser sindicalistas, dirigentes y mujeres partiendo de las motivaciones que las llevaron a asumir el reto de sindicalizarse así como las dificultades que han debido superar en el ejercicio de su libertad sindical y en sus funciones dirigenciales. Y, más allá de homenajear el coraje, la convicción, la congruencia con los intereses de la clase trabajadora y la determinación que las ha llevado a la posición de liderazgo dentro del MSICG, pretendemos que su ejemplo motive una mayor participación de la mujer en todas las estructuras organizativas y reafirme la plena convicción de que no existe democracia ni cambio posible sin la plena igualdad de las mujeres en todos los ámbitos de la vida. Es también una provocación para que, en las diversas expresiones organizativas, y principalmente en los sindicatos, reivindiquen el papel protagónico que históricamente han librado.

¡¡¡UNA SOLA VOZ, UNA SOLA FUERZA!!!

No hay comentarios