La triste historia de los Reglamentos Constitucionales y Constituciones Políticas elaboradas a espaldas del Pueblo

0
394

Por Miguel Ángel Vera Toro

Bachelet ha hablado, no se sabe si habló con el corazón o bajo oscuros intereses políticos, lo concreto que una vez más a mi parecer y desde mi punto de vista, está en camino una maquinaria que llevará nuevamente al pueblo a ser parte de una SUPUESTA NUEVA CONSTITUCIÓN con cimientos bastante poco democráticos, elaborada y sancionada entre cuatro paredes, es menester hacer claridad a los ilusos que se tragan el discurso de la señora Bachelet, de seguir adelante este seudo proceso, la historia no cambiará. La inmensa mayoría de compatriotas clama abiertamente por una ASAMBLEA CONSTITUYENTE pero es necesario tener claridad y saber su significado. He aquí algunas definiciones:

Por definición, una asamblea o convención constituyente o constitucional es una reunión nacional de representantes populares que asumen el objetivo específico de dictar las reglas que, en el futuro, regirán la relación entre gobernantes y gobernados y el funcionamiento y distribución del poder, fundamento de su sistema político y social. Ese ejercicio soberano se conoce como poder constituyente y opera por encima del poder constituido, para nada hay respecto a esto en el discurso de Bachelet.

Una asamblea o congreso constituyente es un organismo de representantes colegiado que tiene como función redactar la nueva constitución, dotado para ello de plenos poderes o poder constituyente al que deben someterse todas las instituciones públicas. Se suele definir, por algunos textos de ciencias políticas y sociales, como la “reunión de personas, que simbolizan el pueblo ejerciendo su autoridad de mandatario, que tienen a su cargo ejercer la facultad de legislar, para editar una nueva ley fundamental y las nuevas líneas de la organización de un Estado, que modificarán los prototipos ya existentes”. En este entendido, la asamblea constituyente se constituye en un mecanismo popular y democrático, para la configuración de un nuevo modelo de legislación constitucional y de organización del Estado.

No se trata de generar enmiendas constitucionales propias de las funciones de los parlamentos, sino de transformaciones radicales, orientadas al cambio de sus estructuras básicas.

Tipos de asambleas constituyentes: En la actualidad podríamos hablar de dos tipos de asambleas constituyentes:

  • Asamblea constituyente no institucionalizada: Es aquella asamblea nacida espontáneamente, sin regulación previa. Por ejemplo, la asamblea de las provincias del Alto Perú de 1825 que dio origen a la República de Bolivia.
  • Asamblea constituyente institucionalizada: Es aquella que se encuentra contemplada y regulada por la propia Constitución. Habitualmente, es una organización temporal, electiva, representativa, democrática, pluralista y facultada solamente para reformar el texto constitucional. Tal es el caso del cuerpo previsto en el art. 30 de la Constitución de la República Argentina para toda reforma -total o parcial- del texto de la Ley Suprema. Se forma únicamente para tal efecto y se disuelve una vez aprobado o rechazado el cambio propuesto.

Si consideramos lo expuesto por la señora Bachelet, en nada, absolutamente en nada tiene lo planteado o parecido a una Asamblea Constituyente, las instituciones vigentes y sus autoridades no ponen sus cargos a disposición de la Asamblea Constituyente, siguen en sus funciones, lo cual es grave de gravedad absoluta, por otra parte, la señora Bachelet y su equipo de asesores, señala la creación de un Consejo de Ciudadanos Observadores??? será designado para vigilar la transparencia del proceso, o sea el PUEBLO NO INTERVIENE EN SU PROCESO DE ELECCIÓN, por lo que nuevamente SE ACTUA IGUAL QUE EN DICTADURA, ES DECIR ENTRE CUATRO PAREDES, pues quienes actúen en la designación de este “Consejo”, no tienen la moral ni la idoneidad para tomar tal decisión, ya que todos sabemos del comportamiento de las actuales autoridades, escándalos de corrupción, financiamiento ilegales de sus campañas electorales. Etc. Etc. Etc. y que han sacudido al País, más aun que han sido elegidos durante 35 años bajo los parámetros de una constitución alevosa y dictatorial, creación de uno de los criminales más grande de la historia Latinoamericana, ladrón de tomo y lomo como lo fue el Genocida AUGUSTO JOSE RAMON PINOCHET UGARTE, sus secuaces de la “junta de gobierno”, que actuó como “Congreso” y sus esbirros civiles, muchos de los cuales siguen ocupando sillones en un congreso viciado y otros, dueños de la empresas que una vez fueron del Estado de Chile, entre otros, como autores de crímenes de lesa humanidad.

La discusión final, recaerá nuevamente en elementos de dudosa reputación, cuestionados por sus actuaciones y por ser rastreros del golpismo, pues no nos olvidemos que la mayoría de las actuales autoridades, tejieron con la dictadura la manera de salir de ella, con leyes secretas por 50 años, tratos con paño de seda para con los golpistas.

Cabe hacer presente que las dos últimas constituciones, NO NACIERON DE UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE, SINO DE DOS INDIVIDUOS, UNO FUE ARTURO ALESANDRI PALMA QUIEN SE NEGÓ A CONVOCAR A UNA A.C. Y EL OTRO EL GENOCIDA DE PINOCHET, que todos conocemos ya como fue su proceder. INDUDABLEMENTE CONSULTAS VICIADAS. CABE HACER PRESENTE QUE LA ABSTENCIÓN EN 1925, FUE MAYORITARIA, ALCANZANDO UN 54,63 y la aprobación POR LA “CARTA MAGNA” (VOTO ROJO) fue de un 43,03 con un total de votantes de 127.483 votos en un Chile, cuya población alcanzaba los 3.929.000 habitantes, de los cuales 302.142 ejercían su derecho a voto. ASÍ LAS COSAS SE TEJEN EN CHILE!!!

Respecto a la propuesta de la señora Bachelet, es menester recoger la opinión del historiador Sergio Grez, quien “no ve la situación con el mismo optimismo y señala: “La llave va a quedar en manos del actual Congreso binominal y el futuro Congreso, que podrá decidir si la alternativa de la AC, la única democrática, le parece. Y no le va a parecer. La AC va a quedar descartada y este proceso constituyente impulsado por el gobierno va a redundar a lo sumo en una reformita constitucional más”. “La otra opción era llamar a un plebiscito convocado por la Presidenta de la República para que la ciudadanía se pronunciara, primero, sobre si quiere una nueva constitución y, segundo, si el método más adecuado es o no la AC, que ya sabemos que es de simpatía de la ciudadanía. El problema no es esencialmente jurídico, sino de disposición política. Y no ha habido ninguna disposición”, explicó a el desconcierto.cl el miembro del Foro por la Asamblea Constituyente. Para él, esta falta de disposición recae en claros intereses políticos: “La presidenta optó por seguir la vieja política de los consensos que le garantiza al liderazgo concertacionista seguir ocupando estos espacios de privilegios heredados de la dictadura. Esto es insistir en la vieja política de las clases dominantes, de negarle la soberanía a la ciudadanía.

PARA MAYOR ABUNDAMIENTO Y COMO PRIMERA PARTE, DEJO LA RESEÑA BREVE DE LOS REGLAMENTOS CONSTITUCIONALES Y LA RESPECTIVAS CONSTITUCIONES QUE HAN REGIDO LO DESTINOS DE CHILE, INDUDABLEMENTE, TODAS ELABORADAS POR UN INDIVIDUO O POR UN GRUPO DETERMINADO DE INDIVIDUOS, PERO SIN SOBERANIA POPULAR, CREADAS A IMAGEN Y SEMEJANZA DE LOS INTERESES DEL PODER DE TURNO EN SU MOMENTO.

Patria Vieja: El Reglamento para el Arreglo de la Autoridad Ejecutiva Provisoria de Chile de 1811 (19 artículos). Fue redactado y aprobado por el Congreso Nacional el 11 de agosto de 1811. Fue derogado el 15 de noviembre de 1811 por el golpe de estado de José Miguel Carrera. SIN SOBERANÍA POPULAR!!!

  • El Reglamento Constitucional Provisorio de 1812 (27 artículos). Fue redactado y promulgado por José Miguel Carrera el 26 de octubre de 1812. Se considera que contiene una velada declaración de independencia al señalar que «ningún decreto, providencia u orden, que emane de cualquier autoridad o tribunales de fuera del territorio de Chile, tendrá efecto alguno; y los que intentaren darles valor, serán castigados como reos del Estado», aunque comienza estableciendo que Chile reconoce que «Su Rey es Fernando VII». Fue derogado el6 de octubre de 1813. SIN SOBERANÍA POPULAR!!!
  • El Reglamento para el Gobierno Provisorio de 1814 (13 artículos) fue promulgado el 17 de marzo de 1814. Creó el cargo de director supremo. Fue suspendido por la restauración española en octubre de 1814, que marcó el fin de la Patria Vieja. SIN SOBERANIA POPULAR!!!

Patria Nueva: Después de la expulsión de los realistas y durante el gobierno de O’Higgins, se dictaron dos textos:

  • La Constitución Provisoria para el Estado de Chile de 1818 (143 artículos). Fue elaborada por una comisión redactora y aprobada el 8 de agosto de 1818. SIN SOBERANÍA POPULAR!!!
  • La Constitución Política del Estado de Chile de 1822 (248 artículos). Fue redactada por el ministro de estado José Antonio Rodríguez Aldea y promulgada el 30 de octubre de 1822. SIN SOBERANÍA POPULAR!!!
    Período de ensayos constitucionales.

Tras la abdicación de O’Higgins, se produjo un periodo de aprendizaje político en el cual se ensayaron diversas formas de ordenar la República. Los textos redactados fueron casi inaplicables al momento de su vigencia, siendo rápidamente derogados: SIN SOBERANÍA POPULAR!!!

  • La Constitución Política y Permanente del Estado de Chile de 1823 (277 artículos), llamada también «la constitución moralista», su principal redactor fue Juan Egaña. Fue discutida y aprobada por el Congreso General Constituyente electo en 1823, el 29 de diciembre. Fue derogada en 1824, durante el gobierno de Ramón Freire. SIN SOBERANÍA POPULAR!!!
  • Las Leyes Federales de 1826, colectivamente mal llamadas «Constitución de 1826», fueron iniciativa de José Miguel Infante, principal partidario de las ideas federales en la época. Fueron discutidas y aprobadas por el Congreso General Constituyente de 1826 de mayoría federalista. Se otorgaba amplia autonomía y dividía al país en ocho provincias sin definir límites claros, lo que produjo conflictos entre ellas. Fueron derogadas en 1827, durante el gobierno del presidente Francisco Antonio Pinto. SIN SOBERANÍA POPULAR!!!
  • La Constitución Política de la República de Chile de 1828 (134 artículos) fue una constitución liberal y su ideólogo y principal redactor fue José Joaquín de Mora, junto con Santiago Concha. Fue discutida, revisada y aprobada por el Congreso General Constituyente electo en 1828, el 8 de agosto. Este texto sirvió para las constituciones que le sucedieron al ser el modelo de redacción y organización del Estado. Se ha señalado que era inaplicable, pero los primeros problemas surgieron a raíz de la elección de presidente y vicepresidente al dividirse la política nacional entre «pipiolos» (liberales) y «pelucones» (conservadores) en la elección presidencial. Si bien la Constitución de 1828 se ubica en este periodo, una serie de características] la podrían colocar en forma más adecuada en el siguiente. SIN SOBERANÍA POPULAR!!!

La República: Corresponde a las constituciones modernas en el sentido de enunciar y delimitar los derechos humanos y sociales, establecer la relación entre Estado-ciudadanos, fijar y normar las funciones de los poderes del Estado y sus autoridades; mecanismos de formación de las leyes y de reforma constitucional. Todas definen la República de Chile como un Estado unitario, cuyo Presidente es a la vez jefe de Estado y Gobierno, con un Congreso bicameral y un poder judicial independiente.

  • La Constitución Política de la República de Chile de 1833 (168 artículos, con 7 disposiciones transitorias), reformada en 1871, 1873, 1874, 1882, 1888, 1891, 1892 y 1893. Fue discutida y aprobada por la Gran Convención de 1833, cuya misión inicial era reformar la de 1828. Su ideólogo fue Diego Portales, redactada por Mariano Egaña y Manuel Gandarillas. Aprobada el 25 de mayo de 1833. SIN SOBERANÍA POPULAR!!!
  • La Constitución Política de la República de Chile de 1925 (110 artículos y 10 disposiciones transitorias). Reformada en 1943, 1957, 1959, 1963, 1967, 1969, 1970 y 1971. Sus autores intelectuales fueron Arturo Alessandri y José Maza. Se designó una Comisión Consultiva para su discusión y se redactó sobre la base de un texto de Maza. Fue aprobada en plebiscito del 30 de agosto de 1925, con una altísima abstención, y promulgada el 18 de septiembre del mismo año; entró en vigencia un mes después. Su aplicación fue parcialmente suspendida por el golpe de estado de 11 de septiembre de 1973. SIN SOBERANÍA POPULAR!!!
  • La Constitución Política de la República de Chile de 1980 (120 artículos, con 29 disposiciones transitorias). Reformada en 1989, 1991, 1994, 1997, 1999, 2000, 2001, 2003, 2005,2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, 2013 y 2014. En su redacción intervinieron: una comisión de estudios presidida por Enrique Ortúzar, el Consejo de Estado —en donde cupo una importante participación al ex presidente Jorge Alessandri, presidente del Consejo— y la Junta de Gobierno. El texto fue aprobado en un “plebiscito” celebrado bajo el terror de la Dictadura el 11 de septiembre de 1980. SIN SOBERANÍA POPULAR!!!
Compartir
Post PrevioALERTA TRABAJADORES
Siguiente Post"LA CGT INVITA"

No hay comentarios