“Creemos importante se lea esta carta pues trata sobre un hecho ocurrido en Venezuela y que, como muchos otros, es silenciado por el capítal y los dueños de los medios Ciudadana Senadora Isabel Allende‏

0
592

Le mandaron una carta, por el correo temprano… Sería todo un detalle que la leyera, y aún mejor si respondiese…

IA

Ciudadana Senadora Isabel Allende Bussi

Presidente Partido Socialista de Chile

Presente


Me dirijo a usted para entregarle antecedentes acerca del asesinato de mi hija GISELLA RUBILAR FIGUEROA en Mérida, Venezuela (09-03-2014), desde unas ‘guarimbas’ desatadas por el movimiento ‘La Salida’, liderado por el oligarca venezolano Leopoldo López Mendoza.

Este sujeto, respaldado por M. Corina Machado y Antonio Ledezma, cómplices golpistas, y respaldado por capitales internos y externos, pretendió derrocar al Gobierno constitucional del Prsidente Nicolás Maduro, a través de la insurgencia en las calles vía colocación de guayas decapitadoras, violencia civil armada, o barricadas callejeras (guarimbas), provocando más de 40 muertos, cientos de heridos e incontables daños materiales: situación anómica y confusional de la cual son responsables, entre otros, los señalados nombres de la derecha económica venezolana, todos ellos con nexos de vida y colusión con intereses estadounidenses.

Mi hija, chilena residente en Venezuela, fue una de las víctimas de tal barbarie fascista, cuyo deceso provocó sendas declaraciones de los Presidentes Piñera (saliente) y Bachelet (entrante) el 10 de marzo del 2014, sin que desde entonces ninguna autoridad oficial, ni gubernamental ni parlamentaria, haya expresado algún interés o responsabilidad respecto a su situación, en tanto ciudadana connacional asesinada cobardemente por un disparo de guarimba, aún no esclarecido.

En cambio, sí, paradojalmente la mayoría de tales personeros se ha dedicado a defender públicamente a dichos responsables intelectuales de desmanes y muertes, en nombre de la democracia y los Derechos Humanos.

Que intencionalmente lo haga la derecha nacional con los Piñera, von Baer, o Larraín, o los copeianos Frei, el viajero Pizarro o los Walker, se podría entender, pero que en dudosa complicidad, integrantes de su Partido, como los Rossi, los Correa, los Letelier, y usted misma como Senadora y actual Presidente lo haga, resulta incomprensible, y muy desleal con los principios originales de justicia social y latinoamericanismo que han guiado al P.S. chileno, y que guían al hermano PSU de Venezuela, principal colectivo político que sustenta al gobierno bolivariano actual, y para el cual Salvador ALLENDE y su legado, significa un referente icónico, siempre presente y trascendente.

Tales personeros y otros progresistas del aporreado Congreso, antes presidido por usted, deberían dedicarse con tino y consecuencia a defender a sus conciudadanos del pueblo, en vez de lucrar, viajar y pedir dinero a los empresarios capitalistas para devolverles con intereses a través de sus falsarias gestiones parlamentarias o gubernamentales.

Es por ello, ciudadana Presidente, que requiero de usted, que este Partido se preocupe por la situación de justicia legal respecto de Gisella Rubilar Figueroa y sus tres hijas menores de edad, que ojalá solicite al Ministerio de RR.EE. que actúe como corresponde, y que las opiniones políticas sobre asuntos tan complejos como la situación de Venezuela, no sean tratados a la ligera, con irresponsable intromisión en ella, sólo motivadas por intereses espurios y disonantes con los principios éticos que distinguieran otrora al histórico Partido Socialista de Chile, que usted ahora preside.

Quedo espera de una respuesta oportuna y fundamentada a lo aquí comunicado a usted,

Ciudadano Luis Rubilar Solis – Céd.Id. 3.617.777-2

No hay comentarios