Una preguntita a “Le Fournil”‏

0
1154

Fuente:politika.cl

Uno cree que esta sociedad aplasta sólo a los trabajadores manuales. Los otros, los “cuello blanco”, los de corbatita o pañuelo en el cuello, parece que pasaran piola. No es así. Este absurdo sistema aplasta también a los creadores, a los artistas, a los científicos, a los académicos, en suma, a todo aquel que no tiene capitales para explotar al prójimo. He aquí un ejemplo nauseabundo: Le Fournil. Parece que son, o eran, franceses… Allons enfants de la patrie…

PANADERIA

Pregúntale a Le Fournil


Francisco Javier Olea – Grafista


Hace unos días LatinBitman denunció que una aerolínea estaba usando ilegítimamente su trabajo y reflexionó acerca de la importancia del respeto de los derechos de propiedad intelectual de los artistas. Esta situación me animó a compartir mi caso.

El año 2013 me contactó la empresa Le Fournil para realizar algunas gráficas para la remodelación de su local ubicado en Manuel Montt. La empresa había cambiado de dueño y querían darle un nuevo look a ese local. Me pidieron un diseño para los manteles de papel craft que usan en las mesas, para lo cual hice un conjunto de ilustraciones que podía girarse y funcionar desde cualquier perspectiva de la mesa. Era un diseño pensado y desarrollado para ese fin y ese lugar. Ese fue nuestro acuerdo. Una vez entregado, me comentaron que les había gustado y les interesaba usarlo en otros formatos y soportes, pero no llegamos un acuerdo económico y la cosa quedó ahí.

Sin embargo, pasado un tiempo, la nueva administración de la empresa, sin mi conocimiento ni autorización, tomó mi trabajo y lo usó a diestra y siniestra en todos los locales de su cadena (más de media docena de restaurantes) y en los más diversos formatos, incluidos murales de grandes dimensiones, cartas y otras aplicaciones. Como si fuera poco, lo hicieron sin respetar la integridad de la obra, mutilándola sustancialmente, decorando sus locales con un trabajo que no había sido creado ni remunerado para ese fin.

Me enteré de ese uso a comienzos de este año y al mismo tiempo la empresa –consciente de la ilegitimidad de su actuar– me contactó para “regularizar los derechos”.

Inicialmente tuvimos muy buenas conversaciones. Yo me asesoré y nos aseguraron su interés de regularizar el tema y otras oportunidades de nuevos trabajos. Nos pidieron tiempo para hacer un acuerdo más amplio y explicaron otras razones de por qué se dilataba el cierre.

Después de mucha insistencia de nuestro lado, hace unas semanas nos informaron que habían “decidido” prescindir del uso de mi trabajo y que dentro de los próximos 4 días cesarían su uso en todos sus locales y aplicaciones…

Es decir, después de más de dos años de uso ilegítimo de mi trabajo en diversos locales y más de seis meses de tramitarnos en negociaciones, “decidieron” no pagar nada y –además– se auto otorgaron un plazo de 45 días para sacar mis “monos” (les faltó decir) de los locales (cosa que obviamente aún no sucede). Entonces, ¿aquí no ha pasado nada y nada se debe?

Personalmente, no soy alguien a quién mueva la plata, pero son muchas las injusticias, arbitrariedades y frescuras a las que se ven sometidos mis colegas y que esta vez me tocó vivir a mí.

Las cosas están cambiando, las RRSS ofrecen hoy en día una oportunidad única para organizarnos y por eso me animo a compartirlo.

No busco una compensación astronómica sino que se me pague lo que corresponde por mi trabajo, usado por una empresa durante dos años, prácticamente como imagen corporativa de las sucursales.

A mí me parece que apropiarse de la obra de otro no corresponde… mi duda es: Le Fournil ¿considera esta afirmación cierta?

A los que les parezca que tengo razón, y que es necesario que Le Fournil conteste esa pregunta, por favor, difundan esta carta.

No hay comentarios