Violencia en la Araucanía

0
813

PROFESOR DE LA ARAUCANIA: “DOY FE QUE ACÁ HAY VIOLENCIA, LA VEO A DIARIO EN LA POBREZA, EL ABANDONO Y EL PREJUICIO ÉTNICO”

“En donde vivo, no hace mucho, pero vivo en la Araucanía, y puedo dar fe que acá hay violencia, mucha violencia, y la veo a diario en la pobreza, el abandono y e prejuicio étnico. Los camiones quemados no me ha tocado verlos, a los niños llenos de carencias criados por abuelas empobrecidas sí. Los atentados contra fundos no los he presenciado, pero tengo alumnos que si no fuera por la caridad no tendrían zapatos. No he presenciado quema de bosques, pero he escuchado decir que los mapuche son flojos y que todo se lo dan.

No he visto guerrilleros de las FARC, pero veo que mientras algunos niños chilenos tienen todo, escuelas bellas y cómodas, giras de estudios a Brasil y hasta chófer para ir a la escuela, otros, los de apellidos Tremún, Inaipil, Paillalef, Quinchaleo, Ñanco, esos de apellidos “chistosos”, esos que te miran con desconfianza, esos de la escuelita rural donde no aprenden inglés, esos que hablan entre dientes, esos que viven a la defensiva, esos que bailan choique a pata pelá en su comunidad, esos otros niños chilenos tienen que esforzarse 10 veces más para llegar a la escuela, hacer un gran esfuerzo solo para llegar, levantarse a las 5 de la mañana, caminar bajo la lluvia para llegar al desayuno del colegio.

Que hablar del esfuerzo para rendir en medio de la carencia, lejos de sus familias, internados porque no hay locomoción o simplemente porque no hay plata para la micro. Esos otros niños, los del SIMCE bajo, los de la mala PSU, os de la escuelita sin internet, esos nacieron bailando con la fea. No me van a decir que eso no es violencia

Pensamiento del Director del Liceo Industrial de Nueva Imperial, Gabriel Bosque, sobre la violencia que afecta a la región. Pero no se trata del “terrorismo” que inventa la ultraderecha para promover su política represiva, se trata de la violencia de la desigualdad, la extrema pobreza y la discriminación.

No hay comentarios