¿Cuál es más peligroso?‏

0
550
Fuente:politika.cl
La fiebre propagandista que genera terror con el objeto de alejarnos de la reflexión cobra proporciones caricaturales. Dos países se acercan a sus elecciones presidencial y de Primer Ministro respectivamente: los EEUU y el Reino Unido. Allí, el más peligroso no es el que se cree. Luis Casado lo explica en un lenguaje muy propio.
Corbyn

THE TIMES pone a Corbyn como si se tratase de Jack el Destripador…

¿Cuál es más peligroso?


Escribe Luis Casado


La firme, la pregunta me tarabiscota il pensiero, me arrincona las sinapsis, me constriñe los esfínteres, me interpela la explicancia.

Tú, orgulloso de las “performances” de los peloteros chilensis, de las atajadas de Bravo a las colocadas de Vidal, para no hablar de las minas que – en el Caribe – se garcha Alexis, ni carraspeas, o bien no te has percatchado del creciente barullo que generan doh líereh que tienen todo para hundir el barco, desatar la guerra mundial, o peor aún, desincentivar la inversión.

Por razones diferentes, desde luego, ahí está el detalle como hubiese discho Cantinflas.

Jeremy Corbyn por ejemplo, que bien podría ser compatriota, ¿no somoh los ingleseh de América Latina?, diputado laborista por el distrito de Islington Norte, hablo de Londres, un menda que no parece diputado, y aún menos laborista. Dígolo porque Corbyn es de izquierdas, se viste en plan ropa Americana comprada en Patronato, se desplaza en bicicleta, y es lo que pudiésemos llamar un weón sencillo, un chato políticamente incorreque, la prueba: lo acusan de todo menos de ladrón.

Pasa que el buen Jeremy está a punto de transformarse en el patrón del New Labour, ese ínclito burdel inventado por Tony Blair el tarifado, el discípulo preferido de Margaret Thatcher según la vieja de hierro. Tal eventualidad genera como desorden en el bísne. A tal punto que la Tarpeya británica, el Tony a millón de dólares la consultoría, se rajó con una declarancia de mil pares de cojones:

“Si su corazón se inclina hacia Jeremy Corbyn, hágase un trasplante” (sic).

No es para menos: Corbyn asegura que si le eligen propiciará los aumentos de salarios, el incremento de los impuestos a las multinacionales, la renacionalización de los transportes y otros servicios públicos, la revalorización de la inversión social, y le jura a quién quiera escucharle que el personal tiene derechos. No se si catchai, un tronko de apaga y vámonos, peligroso, dangerous para que me entiendas, extremely dangerous, ¿dónde se ha visto?

La prensa de Londres – hocicona por convicción y doctrina amén de la necesaria promoción de las ventas – proclama el fin del mundo, The World’s End, Armaggedon, Apocalypse Now, La Total.

Si Jeremy, apoyado por los sindicatos (no es broma), se pone a la cabeza del New Labour, y por ende a tiro de meo de ser Prime Minister de su graciosilla majestá… va a haber acabamiento de estómago, aborto legalizado, gratuidad en la Educación, Salud decente y anda a saber que otros horrores, en una de esas meten en cana al Jovino y los milicos se ven obligados a rendirle cuentas a la civilidad.

¿Tan grave es the situation? Indeed. Ezzati reza mañana tarde y noche, después de tocarse.

Del otro lado del Atlántico, un carroza peinao con jopo, rubio platiné, podrido en tellebi, algo duro de las portuguesas y lo más cercano que se puede encontrar a un émulo de Hitler, arrasa en las primarias de los primarios, o sea de los Republicans. Su neim is Donald Trump y solía aparecer envuelto en una mina pegajosa pasablemente empelotas, 40 años menor que él, cuestión de mostrar a qué punto se trata de un mino, o sea de un capullo atractivo.

Tan atractivo como los millones de talfis que atesora en su apartamento de New York, callampa de apenas 30 mil pies cuadrados – a 4 mil dólares el pie cuadrado – situada en una torre de 68 pisos que le pertenece.

Donald, may I call you Donald?, encabeza las apuestas para ser el abanderado republicano a las elecciones presidenciales yanquis, y en una de esas – los amerloks tienen un cierto chic para elegir presidentes encalaminados de la cafetera – se transforma en el sucesor de Obama.

Donald, un lenguaraz pedernido, gana miles de zombiadeptos cada día prometiendo expulsar a todos los inmigrados hasta la cuarta generación, poner a trabajar al 48% de americanos desempleados (sic) incluyendo a Jimmy Carter que presentó expediente de baja por enfermedad, bajarse los impuestos y los chiteco, amén de declararle la guerra al Vaticano, cuyo Pope comunista se caga en Dios y no cree en el Dólar, a menos que no sea al revés, el buenazo de Donald no lo tiene muy claro.

Como The Empire es serio en estas cosas, TIME Magazine puso a Donald en portada, y las cadenas de tiví se lo pelean, cuestión de oírle decir peores enormidades que las que ha babaseado hasta ahora, hay quién lo encuentra divertí. Las afirmaciones racistas, sexistas, xenófobas… Donald es un numerito, eso es lo que lo pone en el glorioso firmamento de los republicanos y lo hace atractivo en praim taim:

“Sabe Ud., no importa lo que diga la prensa mientras tenga un joven y lindo culo a mi lado.”
“La pereza es una característica de los negros… ¡Negros contando mi dinero! Odio eso.”
“Arianna Huff es fea. Comprendo que su marido la haya dejado por un hombre. Buena decisión.”
“Si Ud. no logra hacerse rico tratando con los políticos, algo anda mal en Ud.”

De acuerdo a esa prensa que lo infla, Donald’s not dangerous, que no es peligroso digo, Chile país bilingüe, ¿te acuerdas de esa payasada?, estoy haciendo méritos para calificar entre los inglitch-spíkin.

Donald, eventualmente al mando de un ejército dotado de drones y bombas atómicas, satélites, portaaviones y armas inteligentes, sería menos peligroso que Jeremy, un pana que se las da de vegetariano. Tamos arreglaos.

En otras paraulas, entre Jeremy Corbyn y Donald Trump no hay photo finish, no hace falta, Corbyn es realmente il più pericoloso, casi tanto como sporgersi.

Sporgersi… ¿no te dice nada?

No hay comentarios